El sector continuará siendo un foco de interés para la inversión inmobiliaria tras la pandemia. Especialmente activos como las naves logísticas y las viviendas, según Savills Aguirre Newman.

La consultora inmobiliaria estima que estos dos sectores «saldrán reforzados» de una crisis que se espera que remita gradualmente. Será, eso sí, a partir del tercer o cuarto trimestre de 2020.

Inversión inmobiliaria: cambios en la senda de la recuperación

Estas son las principales conclusiones de ‘SavillsTalks at Home‘, reuniones telemáticas en las que expertos debaten sobre el impacto de la crisis en la economía y el sector inmobiliario.

La última sesión fue moderada por Santiago Aguirre, presidente de Savills Aguirre Newman. En esta todos los ponentes coincidieron en que la actual crisis generará un «importante cambio en determinados segmentos inmobiliarios».

Así, frente al impulso que se espera en la inversión inmobiliaria, tanto en vivienda como en logística, activos como hoteles y comerciales se verán «más afectados en el corto plazo». No obstante, prevén que «una vez que la actividad vuelva a remontar, se estabilizarán».

Tecnología y espacio flexible en oficinas

Respecto a las oficinas, los expertos apuntaron que el regreso a estos lugares de trabajo estará marcado por una relación mucho más reforzada con la tecnología, en la que el teletrabajo «será el principal factor determinante de los cambios a futuro«.

En este sentido, prevén un «nuevo planteamiento conceptual de las oficinas. Con más tecnología en los edificios y mayor flexibilidad en espacio y tiempo de trabajo».