La inversión inmobiliaria en oficinas creció un 55% en 2019, hasta alcanzar una inversión de 4.314 millones de euros en España y se situó como el principal motor de la actividad inversora inmobiliaria, según se datos de Savills Aguirre Newman.

Por regiones, Madrid ha transaccionado 86 activos frente a los 59 que transaccionó en 2018 y en Barcelona las transacciones han ascendido a 48 frente a las 17 de un año antes. El volumen transaccionado ascendió a 2.392 millones de euros en Madrid y a 1.780 millones de euros en Barcelona.

Según Savills, «la recuperación de la actividad en Barcelona y la rotación de producto han sido los principales dinamizadores del mercado, tras dos años de incertidumbre en el mercado de la ciudad condal y la escasez de producto generalizada en total».

El volumen total transaccionado se ha completado con los 143 millones de euros que corresponden a operaciones en ciudades como Valencia, Bilbao y Málaga.

El responsable de oficinas de Savills Aguirre Newman, Hipólito Sánchez, ha señalado que 2019 ha sido un año «espectacular» en el segmento de oficinas y ha tenido un ritmo frenético.

Así, ha afirmado que mientras continúen los sólidos fundamentales del mercado de oficinas de poca oferta y fuerte demanda, unido a los bajos tipos de interés y al elevado grado de liquidez, se seguirá viendo un excelente comportamiento del mercado de oficinas.