Es la conclusión unánime de los expertos consultados: este 2018 se recordará por el alza del mercado inmobiliario. Hemos querido hablar con algunos de ellos para que nos indiquen lo más llamativo del sector en este año que ahora termina. Esto es lo que nos han explicado.

gonzalo bernardos

Una subida aproximada del 10%

“El año acabará en una subida aproximadamente de un 10%”, afirma el economista Gonzalo Bernardos, director del Máster en Asesoría, Gestión y Promoción Inmobiliaria de la Universitat de Barcelona y colaborador en diversos medios de comunicación. El mercado, en este año, “se ha caracterizado por la expansión, sobre todo en Madrid, la periferia de Barcelona y Baleares, que son las zonas que más tiran del mercado.

En Barcelona ciudad los precios habrán acabando bajando a finales de año. Y progresivamente se van incorporando más territorios a este crecimiento, como las ciudades medianas. Pero esa expansión es muy gradual, con un lento aumento de los precios y un aumento algo más vigoroso por lo que respecta a las transacciones”, indica el experto.

Beatriz Toribio

Superado el medio millón de transacciones

La recuperación económica, del empleo y la consolidación de la financiación hipotecaria van a permitir que “cerremos 2018 cerca de las 520.000 operaciones de compraventa, lo que supondría un 12% más que en 2017 y superar por primera vez desde 2008 la barrera del medio millón de compraventas”, detalla Beatriz Toribio, directora de Estudios y Asuntos Públicos de Fotocasa. Esta mayor actividad se ha notado claramente en la evolución de los precios, que han crecido con fuerza desde que arrancó el año. Según el Índice Inmobiliario de Fotocasa, 2018 cerrará con una subida media anual del precio de la vivienda de segunda mano del 7,8%, el mayor registro desde 2006, cuando se cerró con un aumento del 7,7%.

“Aunque estas subidas porcentuales nos recuerdan a las que veíamos en los años del boom, el precio medio de la vivienda de segunda mano sigue un 36,7% por debajo de los máximos de aquellos años y están a niveles de 2013 según la zona. Esto, unido al control de la financiación y a la estabilización hacia la que tiende el mercado alejan la posibilidad de una burbuja inmobiliaria”, afirma Toribio.

maria josé corrales

Las zonas premium están llegando a su límite

“El mercado está en alza y sigue en aumento. De hecho, yo creo que las zonas premium están llegando a su límite, y son las periferias de las grandes ciudades y otras provincias es lo que queda aún algo rezagado”, indica María José Corrales, presidenta de la inmobiliaria vivienda2 e impulsora de la federación patronal madrileña FADEI. “El mercado se ha disparado muchísimo, y en algunas zonas de las ciudades más importantes creo que hemos superado los precios récord de antes de la crisis. Por zonas, el crecimiento es especialmente alto en toda la Comunidad de Madrid, en Baleares y la región de Murcia. Barcelona y Cataluña están algo más frenadas, por su situación actual”.

Este rápido crecimiento, sin embargo, podría estar moderándose ligeramente. “En el último trimestre se ha notado cierta desaceleración a nivel nacional, aunque en unas zonas más que en otras”, apunta la empresaria. “Creo que tiene que ver con la inestabilidad en Europa y con nuestra propia inestabilidad política en España, hay una cierta retención. Aún así, la perspectiva es buena. De hecho, este pequeño freno nos puede venir bien a todos, porque el mercado se estaba disparando en exceso y eso a mí, tras 40 años de experiencia en el sector, es algo que no me gusta”.

coapi madrid

Continua la tendencia positiva

Los resultados de este último año caba enmarcarlos en la tendencia positiva que se venía registrando ya en los ejercicios anteriores. En este sentido, “2018 ha seguido la tónica de crecimiento observada durante el año anterior, lo que permite apreciar una cierta estabilidad en el sector inmobiliario, tanto en lo que se refiere a la evolución del número de compraventas de vivienda, contratación de hipotecas y precios”, en palabras de Jaime Cabrero García, presidente de Colegio Oficial y Asociación de Agentes Inmobiliarios (COAPI – AIM) de Madrid.

“A falta de los resultados de todo el año, podemos aventurar que 2018 confirmará esta tendencia positiva. Por ejemplo, en número de transacciones de vivienda, el Ministerio de Fomento acaba de constatar un crecimiento del 10% durante el tercer trimestre, lo que es un paso más para cumplir las previsiones de subida con dos dígitos en todo el año”.

Más venta de vivienda usada

Un aspecto interesante dentro de este balance positivo es la diferencia entre la venta de vivienda usada, estable en los últimos años, y la usada, con un aumento importante año tras año. “Aunque existen signos evidentes del aumento de la construcción y venta de viviendas nuevas, la explosión de ventas de viviendas usadas está acercándose a los máximos alcanzados en los años del boom”, explica Ascensión de Aynat, profesional inmobiliaria y presidenta de AMPSI, la Asociación Nacional de Mujeres del Sector Inmobiliario.

Por lo que respecta a la evolución del precio de la vivienda, fuera de Madrid y Barcelona “aún está lejos de los máximos alcanzados en los años del boom, la subida del precio está realizándose de manera suave, los datos son muy positivos y evidencian un crecimiento sano en líneas generales”. Por otra parte, en el último trimestre se ha ralentizado ligeramente, por “la coyuntura política y por cómo está afectando al mercado hipotecario, lo se ha traducido en que todas las operaciones de venta para los que es necesaria la solicitud y concesión de una hipoteca hayan ido más lentos”.

Buenas cifras de obra nueva

Para Daniel Cuervo, secretario general de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCEspaña), lo más destacado es la cifra de obra nueva registrada en este 2018. “Este año esperamos cerrar con unos 95.000 visados de obra nueva aproximadamente y con unas 500.000 transacciones de vivienda nueva y de segunda mano”, indica.

La previsión para el próximo año es mantener el número de transacciones pero aumentar de manera considerable las licencias de nuevas obras de vivienda, consolidando así la recuperación de esta parte del sector inmobiliario.