El precio de la vivienda ha desinflado su crecimiento en el segundo semestre de 2018, según los datos del departamento de estudios del Club Noteges que ponen de relieve que la vivienda redujo su subida desde el 5,75% del primer semestre hasta el 0,94% del segundo.

La asociación empresarial, compuesta por 980 agentes inmobiliarios de todo el país, ha confirmado la desaceleración que vienen anunciando los medios económicos especializados y ha avisado de una posible recesión para antes de 2020.

En un comunicado, el Club Noteges, asociación que se ha consolidado como la primera fuerza de venta del país al vender en los últimos siete años 36.127 inmuebles, 6.049 de ellos se vendieron en 2018, ha afirmado que «la compra de activos inmobiliarios de la banca española por grandes fondos de inversión; la enorme deuda pública y la regulación del alquiler vacacional propiciarán un frenazo de los precios de la vivienda durante 2019 con importantes caídas en comunidades que tradicionalmente lideran el mercado».

«A ello se suma», según ha explicado el director general del Club Noteges, José Luis Jimeno, que la guerra comercial iniciada por Donald Trump con la imposición de fuertes aranceles a los productos asiáticos «está propiciando la caída de China y con ello la de Alemania, que es el principal exportador de Europa a China». «La desaceleración alemana afectará a dos de las principales industrias de nuestro país; turismo y construcción», ha resaltado Jimeno quien dice que hay que tener también en cuenta la recuperación turística de Marruecos, Túnez, Egipto o Turquía».

Diferencia territorial

Por comunidades, durante 2018 y según los datos de las 6.049 viviendas vendidas por Club Noteges en el pasado ejercicio, los precios se comportaron de forma muy distinta en cada comunidad. Durante el pasado año se calentaron en siete comunidades subiendo los precios más de lo que lo hicieron el año anterior. Así, Galicia, +26,65%, Islas Canarias, +21,45% y Baleares, +18,32%, fueron las tres comunidades en donde más se incrementó el precio de la vivienda. En el extremo opuesto, Murcia (-9,96%), Cantabria (-9,16%), Extremadura (-1,91%) y Castilla León (-1,73%), fueron las cuatro que más bajaron.

Jimeno destaca que los precios subieron fuertemente en comunidades como Baleares o Cataluña, «no así en Andalucía que permanecen estancados desde hace siete años», ha explicado Jimeno.

Para el director general de Club Noteges, estas diferencias responden a que los propietarios de las viviendas de Sevilla, Cádiz, Llobregat, Madrid o Palma de Mallorca, leen y escuchan las mismas noticias creándose una enorme confusión en el mercado que desorienta a muchos propietarios, fijando el precio de una vivienda con unas expectativas que en nada responden a la realidad de sus ciudades y comunidades».

Precio por provincia

Por provincias, los precios subieron con mayor intensidad que en 2017 en un total de 11 provincias, en otras ocho subieron pero con menor intensidad y en 12 bajaron los precios, enfriando así el mercado. La Coruña registra la mayor subida con una progresión del 35,77%, seguida de Las Palmas de Gran Canaria con un incremento del 35,77%.

Tras ellas se sitúa Pontevedra, con un aumento del 22,68% y Guadalajara con una subida del 20,06%. Baleares, con un crecimiento del 18,32% y Valencia con una progresión del 14,83% cierran el ranking de las seis provincias que mayor incremento registraron. Destacan también Madrid (+13,15%) y Málaga (+9,16%), en donde los precios también subieron pero con menor intensidad.

Con respecto a las provincias que registraron la mayor caída hay que resaltar Castellón, en donde los precios bajaron un 12,65%; Ceuta, 12,28%, Murcia, 9,96%, o Cantabria con un 9,16%. Con respecto a Andalucía los precios solo subieron en Málaga, un 9,16%, Cádiz, un 8%, y Granada (+0,75%), en Córdoba bajaron un 3,53% y, por ejemplo, en la capital andaluza cayeron un 1,65%.

Brecha

Del análisis de las viviendas vendidas en España durante 2018, el departamento de Estudios de Club Noteges destaca que la principal deficiencia del sector de la venta de vivienda en el país es la brecha existente entre el precio de salida de venta y el de las que realmente se terminan vendiendo.

Esta diferencia se situó durante 2018 en los 51.958 euros de diferencia entre los 188.390 euros que fue el precio medio de salida de los 30.480 encargos de venta de la red de oficinas de Club Noteges y los 136. 432 euros que fue el precio medio de las 6.049 vendidas. De esta forma, la diferencia media fue del 28%, llegando hasta el 42% en la Comunidad Valenciana.

El Club Noteges, que cuenta con el 41,1% de la demanda española, dispone en la actualidad de un total de 191.131 compradores a lo largo del territorio nacional. Sus buenas cifras lo avalan, ya que durante el último año ha vendido 6.049 inmuebles por un valor total de 921,4 millones de euros, lo que supone un 6 por ciento más que en 2017.