La relación de los profesionales con una agencia inmobiliaria puede ser, básicamente, de dos tipos: un contrato laboral como trabajadores por cuenta ajena, en nómina, o la colaboración como trabajadores autónomos dependientes (también llamados TRADE). Esta figura suele ser habitual sobre todo en el equipo comercial y tiene evidentes ventajas para la agencia. Pero, ¿cómo seleccionar con éxito a estos profesionales? ¿Y qué desventajas puede comportar este tipo de relación laboral?

Sin duda, una de las consecuencias de contar con un alto número de colaboradores autónomos es una mayor inestabilidad de las plantillas de personal. “En las agencias con trabajadores autónomos dependientes, el nivel de rotación es aún mayor, porque es muy complicado que estos profesionales se puedan mantener, sobre todo durante los primeros meses en los que prácticamente no perciben ingresos”, explica Ismael Kardoudi, director de Academy by habitaclia & Fotocasa

Por eso es importante potenciar las herramientas de atracción de personal para este tipo de perfiles profesionales. 

Qué es un trabajador autónomo dependiente

Cabe aclarar primero qué es un trabajador autónomo dependiente según la regulación actual. Según el Ministerio de Trabajo, este tipo de colaboración implica que el profesional obtiene al menos el 75% de sus ingresos de un solo cliente (la agencia) y ejecuta su actividad de manera diferenciada a los trabajadores contratados por la empresa. Además, dispone de infraestructura propia y desarrolla su actividad según sus propios criterios organizativos. 

Se trata, por tanto, de un profesional autónomo que trabaja por su cuenta, pero en estrecha relación con el cliente, de quien recibe prestación económica en los términos que se hayan concretado en un contrato que debe estar registrado por el Servicio Público de Empleo Estatal. Tiene derecho a 18 días de vacaciones al año y a indemnización si se rompe el contrato. Pero los ingresos dependerán en buena parte de sus resultados.

El perfil del trabajador autónomo dependiente

A la hora de seleccionar a este tipo de profesionales para una agencia inmobiliaria hay que tener en cuenta diversos aspectos, más allá de su perfil claramente comercial. “Debe ser una persona emprendedora, con espíritu de microempresario, que tenga una buena capacidad de organización, que sea proactivo, que tenga una clara orientación al cliente y que esté dispuesto a trabajar en busca de resultados”, enumera Ismael Kardoudi. 

Además, debe encontrarse en una buena situación económica a la hora de aceptar el puesto, con colchón suficiente para unos cuantos meses, porque lo más habitual será que los resultados, y su compensación económica, tarden cierto tiempo en llegar. 

El proceso de selección de los trabajadores autónomos dependientes

A la hora de plantear un proceso de selección de colaboradores autónomos a los equipos comerciales de las agencias inmobiliarias hay que tener en cuenta que el número de candidatos será menor que en el caso de las ofertas para profesionales en plantilla. La rotación de estos perfiles es más alta y muchos pueden desistir al cabo de unas semanas al comprobar que los ingresos no son inmediatos y que la actividad inmobiliaria es más complicada de lo que esperaban en un principio, sobre todo para aquellos que no contaban con experiencia previa en el sector. 

Por eso Ismael Kardoudi recomienda redoblar esfuerzos para captar este tipo de talento. Además de ofertar los puestos disponibles por las vías habituales (portal de empleo, la propia web de la agencia, escaparate, etc.), es recomendable elaborar un dossier para el posible colaborador para ofrecer el máximo de información sobre lo que es espera y se ofrece por ambas partes. Es importante que el dossier incluya no solo datos de la agencia, sino que especifique también un método de trabajo claro y detallado, los servicios y herramientas que la agencia pondrá a disposición del colaborador y un plan de negocio que indique la inversión prevista y las previsiones de los beneficios que podrá obtener. 

Por otra parte, a pesar de tratarse de trabajadores autónomos, hay que clarificar desde el principio qué posibilidades de desarrollo profesional se pueden ofrecer en el futuro. 

¿Quieres saber más? Academy by habitaclia & Fotocasa ofrece el curso ‘Captar y retener talento en tu inmobiliaria’. Busca cuándo se realiza en tu ciudad y reserva tu plaza.