fotocasa academy

“Dicen que los clientes emocionalmente conectados, son más valiosos que los más satisfechos, así que nos pusimos como objetivo, emocionar a nuestros clientes”.

Todos sabemos que el mundo en el que vivimos hoy, nada tiene que ver con en el de hace apenas 10 años. ¿A que la mayoría de vosotros hace tan solo unos años, no hubiese  imaginado todas las cosas que hacemos ahora para vender un inmueble?

Recuerdo mis inicios en el sector inmobiliario, las agencias a finales de los noventa apenas hacíamos publicidad, nos limitábamos a publicar anuncios de nuestras ofertas en periódicos  del tipo: «Se vende bombonera», «Ideal para parejas»,  «Oportunidad, no lo dejes escapar», etcétera.

Con la llegada de internet, el sector inmobiliario dio un giro espectacular y con él nuestra manera de comunicarnos y llegar a nuestros clientes. Aunque el cambio más radical ha llegado recientemente.

Desde hace años, en mi empresa hemos asistido a la mayoría de los cursos de formación  que se imparten en el sector, y es a raíz de asistir a tanto curso, cuando realmente, empezamos a hacer cosas diferentes, como supongo os ha pasado a muchos de vosotros.

La gran rivalidad a la que nos enfrentamos cada día, hace que tengas que ponerte las pilas para destacar sobre tus compañeros que, a la vez, son tu competencia.

En Igarka, hace casi tres años, nos propusimos hacer un vídeo de imagen de marca que comunicara nuestros valores y que transmitiera de manera real lo que es nuestra empresa. Nuestra inmobiliaria, es una agencia de barrio, en la que tratamos cada día con gente sencilla y cercana, por tanto nuestra imagen, como nuestro mensaje, tenía que ser próximo y asequible,  que llegase a “la patata”, como dice un buen amigo.

Después de descartar distintas empresas que se dedicaban al vídeo corporativo, optamos por un profesional que no se especializaba concretamente en este tema,  sino que él “contaba historias”.

Nos pusimos manos a la obra, involucramos a clientes y grabamos nuestro primer vídeo para celebrar nuestro aniversario: “13 años haciendo realidad los sueños de nuestros clientes”.

Tal fue el éxito de esta pequeña producción,  que nos llevó a replantearnos nuestro marketing y a emprender una línea mucho ligada a las emociones. Habíamos encontrado nuestro estilo, una línea a seguir, que además, se identificaba plenamente con la empresa y que transmitía nuestra forma de ser como profesionales y como personas.

Después vino el siguiente vídeo que dio  nombre a nuestro slogan “Porque nos importas tú”.

El último realizado profesionalmente ha sido para celebrar los 15 años de la empresa  “15 años creciendo contigo”, en el que se cuenta la vida de una niña, hija de unos clientes y amigos que nació al mismo tiempo que nuestra empresa.

Visto el coste de producción de estos vídeos, tuvimos que replantearnos la situación y pensar una solución para poder seguir haciendo vídeos sin que ello supusiera un descalabro para nuestro presupuesto de marketing anual.

Así que, cogimos el toro por los cuernos y nos pusimos a ello. Dos personas del equipo y yo, realizamos un curso online de edición de vídeos. Con unas mínimas nociones, pero con muchas ganas y con la colaboración de clientes, familiares y el equipo Igarka, hemos emprendido una nueva etapa en el tema del vídeomarketing.

Dicen que los clientes emocionalmente conectados son más valiosos que los más satisfechos, así que nos pusimos como objetivo, emocionar a nuestros clientes.

Nuestra estrategia consiste en contar historias reales para que los clientes se puedan identificar con los protagonistas del vídeo, que vean que lo que están viviendo ellos, es lo mismo que le pasa al resto de compradores y vendedores. En Igarka, sabemos cómo se sienten y  conocemos la manera de acompañarlos en todo el proceso.

Con esto conseguimos aportar una imagen positiva de nuestra marca, mostrar nuestro potencial, transmitir transparencia e inspirar confianza y cercanía.  

En lo que respecta a los resultados, con el vídeomarketing, conseguimos más refuerzo de branding, más entradas en nuestra web y mejorar el posicionamiento de nuestra marca.

En la actualidad, estamos utilizando el vídeo, tanto para publicitar los open house, transmitiendo el tipo de vida que les espera a los compradores de la casa que vamos a comercializar, como para felicitar las navidades, los días señalados como el Día de la Madre o campañas concretas de vendedores y compradores.

El vídeo es un medio que puede transmitir emoción, algo que solo es superable con el cara a  cara, por tanto, como no podemos llegar a todos los potenciales clientes de manera presencial, es nuestro recurso para  llegar a más público, y está trabajando las 24 horas del día los siete días de la semana.

A nosotros nos está funcionando muy bien y estamos teniendo un retorno fantástico con una inversión mínima. Os animo a que lo probéis: que montéis las historias en base a vuestro estilo y vuestra línea de negocio, eso será lo que percibirá el cliente cuando os conozca. Sería negativo que vuestras historias contasen una cosa que no corresponde con lo que el cliente  se va a encontrar al cruzar la puerta de vuestra empresa.