La Agencia Negociadora del Alquiler advierte de que el perfil del actual propietario de vivienda es una persona con recursos «muy limitados» que «no llega a fin de mes».

Tras haber realizado un análisis cualitativo del perfil del actual propietario, la compañía explica que se divide en dos grupos mayoritarios, uno compuesto por personas mayores, pensionistas que están en una residencia, y que son propietarios del 50% de la vivienda, y usufructuario del resto.

El análisis refleja que las viviendas de este colectivo están siendo administrada por sus hijos, con edades entre 55-65 años que se están haciendo cargo del alquiler de la vivienda.

«Los familiares descendientes necesitan una garantía de pago, que se alquile rápidamente y de forma continua, puesto que la renta que perciben del alquiler es un complemento para pagar el coste de la residencia«, apunta el director general de la Agencia Negociadora del Alquiler, José Ramón Zurdo.

El otro gran grupo de propietarios son aquellos, con edades comprendidas también entre 55 y más de 65 años, que ya han heredado la vivienda tras el fallecimiento de sus padres, y que necesitan los ingresos del alquiler de esa vivienda, señala el estudio.

El problema común a ambos grupos es el estado de la vivienda, ya que, con entre 60 y 70 años de antigüedad, han estado entre 15 y 20 años en alquiler sin realizar ningún tipo de actualización o mejora y «ahora tienen que gastar una cantidad importante de dinero para situar esa vivienda al mismo nivel que las demás, y los propietarios no disponen de ese dinero, que suele rondar los 4.000 euros de media».

Por ello, la Agencia Negociadora del Alquiler ha abierto una línea de financiación a propietarios, a cero interés, para que éstos pudieran reformar su vivienda y aumentar la rentabilidad del inmueble.