El precio de la vivienda terminada (nueva y usada) en España registró un incremento interanual del 4,8% en septiembre, según el índice Tinsa IMIE General que refleja mensualmente la evolución del valor medio de la vivienda terminada.

Con respecto al mes de agosto, el estudio refleja una ligera desaceleración en el precio de este tipo de vivienda, sin dejar de mostrar una apreciación «constante y sólida» en el tiempo, de acuerdo con la valoración de Tinsa.

En este sentido, la vivienda terminada en las «capitales y grandes ciudades» se encareció en septiembre un 7,3% interanual y ha acumulado casi un 20% de incremento desde que este subíndice tocó su mínimo tras la crisis. Por otro lado, las «áreas metropolitanas», la «costa mediterránea» y los «territorios insulares» (Baleares y Canarias) se han situado en cifras alrededor del 4%.

El grupo de «resto de municipios españoles» ha mostrado un incremento inferior al 1%, con una tendencia «estabilizada» y sin signos evidentes de recuperación, aunque con un valor medio un 0,9% superior al de septiembre de 2017.

Variación desde mínimos

El índice general se situó en febrero de 2015 en su punto más bajo tras el estallido de la crisis inmobiliaria, en los 1.310 puntos, y desde entonces se ha recuperado un 12,1%.

Los mercados que protagonizan la recuperación del mercado residencial son las «capitales y grandes ciudades», donde el precio ha subido un 19,4% desde su mínimo en mayo de 2015, y las islas «Baleares y Canarias», donde el crecimiento es del 18,2% desde agosto de 2014.

El grupo «costa mediterránea» ha recuperado un 15,7% desde sus mínimos de febrero de 2015. La recuperación en las «áreas metropolitanas» ha alcanzado un 11,5% desde agosto de 2016, siendo aun poco significativa en «resto de municipios». Este grupo, que tocó suelo en junio del año pasado, se ha apreciado desde entonces un 3,4%.

Variación desde máximos

La vivienda en España vale, de media, un 35,7% menos que en 2007. La «costa mediterránea», que llegó a registrar una diferencia cercana al 50%, ha reducido la caída acumulada a un 43,4%, seguida de cerca por las «áreas metropolitanas», con un descenso del 40,3%.

Por debajo del descenso acumulado medio en España se han situado «Baleares y Canarias», del 22,6%, y «resto de municipios», del 36,3%. En las «capitales y grandes ciudades» la diferencia ha registrado un 36,1% menos.

El índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados incluye, además, una selección de otros indicadores inmobiliarios y económicos relevantes para analizar la evolución y perspectivas del sector residencial.