Gerard Duelo es uno de los dos candidatos a la presidencia del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Barcelona. Las elecciones del próximo 29 de noviembre, en las que se enfrenta a Francesc Quintana, decidirán quien relevará en el cargo a Joan Ollé, que lo ha ocupado durante los últimos veinte años.

Gerard Duelo es vicepresidente de GD Brokers Inmobiliarios y está al frente de Inmocanal TV. A sus 69 años acumula décadas de experiencia en el sector y también en diversos cargos de representación e institucionales, y una de sus máximas prioridades es despolitizar el Colegio.

Desde Fotocasa hemos planteado el mismo cuestionario a ambos candidatos para que respodieran por escrito. Estas son las respuestas de Gerard Duelo.

Fotocasa: ¿Por qué deberías ser el próximo presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Barcelona?

Gerard Duelo: Porque creo tener la suficiente experiencia profesional acumulada, que la presidencia de un Colegio Oficial requiere. He tenido el privilegio de dirigir durante años empresas de gran volumen y complejidad, así como el honor de presidir asociaciones profesionales tanto a nivel nacional como en el extranjero, además de haber podido trasladar este bagaje como docente, impartiendo clases o charlas en varias escuelas de negocio.

Asimismo, llevo 21 años ejerciendo como API (diez como colegiado), es decir como profesional experto en intermediación inmobiliaria, y por tanto mucho tiempo disfrutando de nuestra profesión y de la confianza de cientos de compañeros APIs; además, con muchos de ellos he podido coincidir asiduamente durante el tiempo que también he sido secretario general de FIABCI.

Si bien no he pertenecido a ninguna Junta Anterior, me parece relevante destacar que mi inquietud por mejorar nuestro sector me ha llevado a  interesarme de manera activa en estos últimos años por las actividades e iniciativas impulsadas por el Colegio, y esto me ha permitido estar cerca  del COAPI y de la AIC y de un gran abanico de opiniones, recogiendo las problemáticas e inquietudes que manifiesta nuestro amplio y diverso colectivo. Por esto, hoy me veo con la capacidad y el conocimiento necesarios para afrontar la situación actual del Colegio, sin ninguna subordinación a nadie, y trabajar junto con un equipo de grandes profesionales para el bien de todos y cada uno de los colegiados.

Fotocasa: ¿Cuáles serían los tres cambios o medidas principales que pondrías en marcha?

Gerard Duelo: Primero, resolver la situación de bloqueo entre el Consejo General y los Colegios catalanes, intentando reanudar las relaciones con generosidad y un espíritu nuevo, ello sin dejar de reclamar la solución a varios problemas graves que los Colegios catalanes tenemos planteados con el Consejo. Con esto hago también referencia a mejorar las relaciones con el Colegio de Tarragona que no están en su mejor momento. Voy a incluir en este punto las ganas de despolitizar el ambiente del Colegio, evitando el desafortunado paralelismo del conflicto político España-Cataluña con nuestro conflicto con el Consejo, que es, o debe ser, solo y únicamente un conflicto estrictamente profesional y de leyes gremiales. No me gustan, debates políticos entremezclados.

Segundo, aplicar nuestro mayor esfuerzo para definir y ordenar al máximo, el funcionamiento orgánico del COAPI y la AIC, pues al compartir espacio físico, objetivos y servicios comunes, hay solapamientos que demanda un ordenamiento especifico. También incluiría en este punto, nuestro particular deseo de que cada uno de los profesionales valorara en profundidad y con toda la información posible las ventajas de colegiarse o asociarse no solo por posición legal, sino por orgullo de pertenencia a uno de los colectivos profesionales más importantes de Catalunya. Me comprometo a trabajar para elevar la imagen de nuestra profesión y a hacer todo lo que esté en mi mano para visibilizar la solvencia y credibilidad de todos los Apis. Mi trabajo será potenciar el Colegio, y aun y haciéndolo de la mano de la AIC, órgano íntimamente hermanado, que nadie tenga duda que nuestro compromiso es con los colegiados.

Y tercero, hacer que el público consumidor de un bien inmobiliario valore, y mucho, casi imprescindiblemente, la necesidad de contratar siempre a un API ante cualquier transacción inmobiliaria. Mi lema sería “Ninguna transacción sin el asesoramiento profesional de un API colegiado”. Esto implica que centraremos nuestros esfuerzos en incrementar y mejorar la formación de los agentes; más y mejor asistencia jurídica, fiscal y técnica desde el Colegio; un fuerte reenfoque en marketing y publicidad que posicione y eleve la imagen de nuestro colectivo; sin olvidar, una decidida lucha, contra aquellas publicidades engañosas o de desprestigio que tanto dañan los valores que aportan los verdaderos profesionales API.

Tenemos muchas más directrices igualmente importantes en nuestro programa, que los interesados pueden descargar en la web que hemos habilitado para mayor transparencia y conocimiento de nuestro programa.

Fotocasa: Tras la larga presidencia anterior, ¿qué aspectos crees que han sido positivos en ese periodo y cuáles los menos acertados?

Gerard Duelo: Sincera y honestamente, muchos han sido los aspectos positivos que se han puesto en marcha en los últimos años y que han permitido el crecimiento exponencial del colectivo y una ampliación generalizada de servicios al alcance de todos los colegiados. Si miramos atrás, comprobamos que el Colegio inició su andadura gracias a un grupo pequeño de APIs que tuvieron la valentía y visión de creer en la fuerza de la colegiación como plataforma necesaria para regularizar, defender y dignificar nuestra profesión y hoy, con la Asociación incluida, somos miles que compartimos estos valores y gozamos de los múltiples servicios que el Colegio ha ido incorporando y que están a disposición y beneficio de todos. Eso ya dice mucho de la presidencia anterior.

Quizás, destacaría cómo lo menos acertado, los desajustes que ha provocado el enorme estirón que ha dado la estructura COAPI+AIC en los últimos años, y la puesta en marcha de muchos servicios simultáneamente. Esto ha indigestado algunos aspectos que requerían una implantación más ordenada, pausada y por ende mas efectiva, y eso es un aspecto en el que deberemos insistir, reorganizar y trabajar de forma activa para conseguir su efectiva armonización. Es como un niño que crece de golpe y hay que ajustarle el traje, no porque el niño sea malo.

Posiblemente, en este camino, se han desatendido también algunos factores vitales que hay que recuperar, como por ejemplo ciertas relaciones institucionales. Sin embargo, me dan tristeza las acusaciones infundadas sobre algunos aspectos a los que aquí, por limite de espacio, no puedo entrar a responder.  Algunas absolutamente falsas que incluso pueden hacer dudar a gente de buena fe que se las creen.

Incluiré en esa parte negativa que usted me pregunta, el hecho de que el Presidente haya permitido, o no haya podido evitar, que las tendencias políticas de unos u otros hayan aflorado impulsivamente, olvidando que el Colegio es de todos y no tiene más bandera que los intereses colectivos y profesionales de sus colegiados, que evidentemente están en Cataluña y eso no se puede obviar.

Fotocasa: Uno de los principales problemas del trabajo sector es el intrusismo profesional. ¿Qué medidas tenéis en mente para combatirlo?

Gerard Duelo: El tema del intrusismo es un tema complejo en un colectivo profesional que por ley no tiene reserva de actividad. Dicho esto, es cierto que éste es uno de los aspectos que a fecha de hoy más preocupa a nuestros colegiados y que está en la lista de nuestras máximas prioridades. Cualquiera que saque una licencia de actividad fiscal y se registre en el AICAT de la Generalitat puede ejercer la profesión y legalmente no es ningún intruso, aunque no tenga apenas formación, o no esté colegiado, o incluso no tenga una oficina física, abierta al público. Contra eso, también nos dedicaremos a seguir trabajando intensamente. De hecho, ante la impotencia de nuevas leyes del Estado, se creó al amparo de las leyes catalanas, la AIC, asociación que intenta al menos albergar y dar formación y servicios a todos esos profesionales libres que no estaban hasta entonces colegiados. Y con esta iniciativa, intenta dar a la vez garantía de profesionalidad al consumidor. Por cierto, una iniciativa que muchos otros colegios provinciales de fuera de Cataluña están valorando implantar. Dicho esto, el foco lo deberemos centrar sobre aquellos agentes inmobiliarios que realizan publicidad engañosa, que utilizan métodos poco transparentes, por no llamarlos sucios, y que actúan al margen de la ética y la deontología profesional, o incluso, contra aquellas empresas PROPTECH que con su publicidad ridiculizan, desvaloran y desprestigian a los APIS. Desde luego, contra estos, la nueva Junta tomará las medidas que sean necesarias para que esto termine. Dudo si otros lo harán.

Fotocasa: ¿Qué proponéis para aumentar el número de agentes colegiados?

Gerard Duelo: Lo primero será invitar a todos los actuales asociados de la AIC a analizar, caso a caso, si desean permanecer en la Asociación o si su historial profesional es convalidable para estar colegiados de acuerdo con la ley, invitándoles en este caso a cambiar su afiliación.

En segundo lugar, iniciar una campaña en toda la provincia de Barcelona, para invitar a todos los que aún no están en la AIC, y puedan ser colegiados, a participar activamente en “reconvertir el Colegio”, en un colectivo reconocido y privilegiado dentro de nuestro amplio sector.

Los servicios de marketing a los colegiados requieren una infraestructura que ya tiene la AIC, y con ella mantendremos los acuerdos que sean necesarios para mejorar los servicios del Colegio, y eso nos ha de permitir centrarnos mas en los reales objetivos que son: la defensa de la imagen de la profesión; la mejora de su formación, pero de calidad; la mejora de las relaciones con todas las instituciones, y la lucha para mejorar el ámbito de las leyes que nos han de proteger.