Expertos del sector inmobiliario han avisado al eventual futuro Gobierno de que la mayor parte de la inversión en el sector proviene del extranjero y podría resentirse en caso de que se adoptaran medidas que afectaran a la seguridad jurídica o la fiscalidad.

«El sector inmobiliario es un importante foco de la inversión extranjera y hay que protegerlo de la inseguridad jurídica o de una fiscalidad disparatada», indicó el director gerente de la Junta de Compensación de Valdebebas, Marcos Sánchez Foncueva, durante su intervención en el ‘Foro Inmobiliario’ de Europa Press.

«Lo que más puede afectar al sector inmobiliario terciario es la inseguridad jurídica», apuntó de su lado la directora de Sociedad de Tasación, Consuelo Villanueva. «Pero quizá el propio mercado no lo permitiera, porque los mercados se cierran cuando ven algo que no les gusta», añadió.

Por su parte, el directivo de Merlin Properties Fernando Ferrero reconoció la «preocupación que supone que cambien las reglas de juego a mitad de un partido». «Genera desconcierto», apuntó ante la posibilidad de que el eventual nuevo Ejecutivo de coalición introduzca cambios regulatorios o fiscales en el sector inmobiliario y de las socimis.

No obstante, aseguró que la mayor socimi cotizada del país «se adaptará a lo que ocurra», si bien considera que «una cosa son los comentarios o propuestas que se lanzan antes de acceder a un sillón y otra los que se realizan después».

«Todo lo que sea sobrerregular, generar inseguridad jurídica o una fiscalidad disparada no es bueno», remarcó de su lado el directivo de Valdebebas. «Puede llevar a la desglobalización», advirtió y, según recordó, en el caso de España «el sector inmobiliario hoy depende de la inversión extranjera».

«Sería muy negativo para la economía española, porque cuando el sector inmobiliario y el sector financiero están mal, España también está mal«, concluyó.