La activación del mercado del suelo, a diferencia de lo que ocurría hace un año, ya no es exclusiva de las dos grandes ciudades españolas, Madrid y Barcelona, sino que ha empezado a extenderse a otras ciudades del tercio Norte como Zaragoza, Pamplona, San Sebastián o Bilbao.

Así lo asegura la Sociedad de Tasación en su edición regional del ‘Mapa del tiempo urbanístico con foco en el tercio Norte de la península’, en el que analiza la información local sobre el stock del suelo y la actividad promotora en esta área geográfica.

Si bien se ha registrado una reactivación del mercado de suelo en algunas ciudades del Norte, la situación todavía no es extrapolable a otros territorios, por lo que, al igual que ocurre en el resto de España, el mercado de la vivienda todavía está marcado por una «fuerte heterogeneidad».

Galicia, Asturias y Cantabria

Según el informe, Galicia sigue sin registrar grandes operaciones, con una demanda contenida y sin grandes stocks, lo que hace que los precios sean «leves y sin contenidos». No obstante, ciudades como Santiago, Vigo y en especial la Coruña, con crecimientos del precio entre el 3% y el 6%, han comenzado a registrar algo más de dinamismo con actuaciones de obra nueva.

En Asturias también se registra una escasa actividad, salvo en las carteras bancarias y en las principales ciudades, Oviedo y Gijón. En su conjunto, la variación anual en el precio se sitúa todavía por debajo del 3%.

La situación en Cantabria es similar, también con una evolución por debajo del 3%, derivada del estancamiento de la obra nueva, aunque se está empezando a absorber el stock.

País Vasco, Navarra, La Rioja y Aragón

En el País Vasco, se mantiene la tendencia de meses anteriores, con un ligero repunte de precios en el mercado del suelo en las principales ciudades, como San Sebastián o Bilbao. El precio de la vivienda nueva en el País Vasco se sitúa en 2.621 euros por metro cuadrado, por encima de la media nacional.

Por su parte, en Navarra, solo se detecta un incremento significativo en el entorno de Pamplona, con una presencia importantes de actuaciones promotoras en el extrarradio de la localidad, donde la VPO presenta un papel «preponderante». El precio de la vivienda nueva en la Comunidad Foral se sitúa en 1.845 euros/m2, con un crecimiento inferior al 3%.

La Rioja sigue presentando cierto estancamiento, aún con importantes bolsas de suelo vacante y obras paradas en los alrededores de Logroño, si bien se ha iniciado algo de actividad en la zona consolidada de la capital, con la presencia de algunas promociones de entre 20 y 25 elementos, a precios ajustados.

Por último, en Aragón, pese a que la situación está igual que hace seis meses en Huesca y Teruel, en Zaragoza empieza a apreciarse un cierto repunte de la actividad, lo que arroja una subida del precio de la vivienda nueva del 4,6% en el último año.