Redpiso y Fichero de Inquilinos Morosos (FIM) han renovado el acuerdo de colaboración que mantienen desde 2016 por el que dotan de mayor seguridad y garantía las operaciones de alquiler de sus clientes, según han informado ambas compañías en un comunicado.

Gracias al acuerdo, todas las oficinas de Redpiso pueden acceder a un control de la mora en diferentes sectores. En concreto, los asesores de la red inmobiliaria disponen de información sobre impagos de contratos de arrendamiento.

Asimismo, también tienen acceso a datos contenidos relativos a morosidad en el sector bancario y financiero, así como en el del comercio, las telecomunicaciones, las ‘utilities’ y el retail.

Según ambas compañías, con la renovación del acuerdo «se refuerza su apuesta por la profesionalización de sus servicios en operaciones de alquiler a través de ventajas competitivas para sus clientes, a la vez que pone a disposición de sus más de 2.000 asesores herramientas para elevar la calidad de su gestión».