El 54% de los 147 municipios de más de 50.000 habitantes estabilizará el precio de la vivienda con variaciones de precio inferiores al 2% en 2020, según un análisis elaborado por Tinsa Digital.

Por su parte, el estudio concluye que el otro 27% estima un crecimiento moderado de entre el 2% y el 5%, mientras que solo uno de cada cinco municipios (el 19%) registrará subidas medias anuales de más de un 5% en el próximo año.

Centrando el análisis en las capitales de provincia, el indicador prevé para 2020 una revalorización de la vivienda superior al 5% en solo nueve capitales: Ceuta, Huesca, Logroño, Melilla, Oviedo, Palma, Pamplona, Santander y Soria. La estabilización de los precios, con variaciones inferiores al 2%, es el escenario más probable en el 58% de las capitales de provincia. El otro 25% prevé subidas moderadas de entre el 2% y el 5%.

«En general, se espera un escenario de moderación en el crecimiento de precios extendido por todo el territorio. Se reducen los incrementos esperados en 2020, sin superar apenas a media española un 3% en un escenario conservador», ha declarado el director del Servicio de Estudios de Tinsa, Rafael Gil.

El estudio prevé que Madrid y Barcelona estabilicen sus precios «o incluso podrían registrar ligeros descensos puntuales». En Madrid, el valor medio de la vivienda se ha incrementado un 49% y un 53% en Barcelona desde sus respectivos mínimos registrados durante la crisis, frente al 17% que se ha revalorizado de media la vivienda en España desde el punto más bajo en la última década.

Aún así, en los municipios de la periferia de los núcleos urbanos de Madrid (Pozuelo de Alarcón, Torrejón de Ardoz, Colsada, Parla, Majadahonda, Leganés y Arganda del Rey) y de Barcelona (Cornellá de Llobregat, Badalona, Santa Coloma, El Prat de Llobregat, Terrassa, Granollers, Castelldefels, Manresa y Mataró) «aún tendrían margen de crecimiento de valores por encima de un 5%, algo que también podría suceder en ciertos mercados de la costa mediterránea», ha explicado Gil.