MK Premium ha superado sus expectativas en estos primeros meses de año, tras impulsar durante este 2019 una nueva estrategia empresarial, para ampliar su cartera patrimonial. Como anticipó el socio fundador de la compañía, Daniel Leiva, «se prevé una desaceleración paulatina del mercado inmobiliario en los próximos años, así que es el momento de regresar a nuestros orígenes».

Por este motivo, la empresa que opera en España y Portugal ha completado en estos primeros cuatro meses varias operaciones para gestión patrimonial, por valor de 9,9 millones de euros, que representan un 66% de la inversión prevista para el presente ejercicio.

«Ahora es el momento de detectar oportunidades y apostar por inmuebles que nos pueden ofrecer un rendimiento a largo plazo. Pese a que también disponemos de propiedades de rotación, estamos muy satisfechos del trabajo realizado, ya que en poco tiempo hemos cerrado varias operaciones, en zonas de gran demanda habitacional, tanto en España como en Portugal. No pensábamos alcanzar esta cifra a estas alturas de año, ya que dependemos en gran medida del precio de mercado. Así que, si se mantiene esta tendencia, valoraremos ampliar la inversión destinada a gestión patrimonial», reconoce Daniel Leiva.

MK Premium tiene previsto para este 2019 una inversión total de 30 millones de euros, para la compra de activos inmobiliarios, de forma equitativa en los dos países donde opera. Es decir, 15 millones en Madrid y Barcelona y otros 15 millones en Lisboa y Oporto, de los cuales el 50% de este presupuesto se va a destinar a la adquisición de activos para ampliar su cartera patrimonial.

En la actualidad, ya ha invertido el 75% de la previsión inicial en España (5,65 millones de euros); mientras que en Portugal ha alcanzado el 57% (4,25 millones de euros). Con esto, la compañía prevé duplicar los beneficios obtenidos en 2018 y superar los 4 millones de euros al cierre del presente año. La mayoría de estas propiedades se han adquirido en la ciudad de Barcelona y, pese a que se encuentran en fase de estudio, la compañía adelanta que se someterán a una rehabilitación integral, para mejorar su estado de conservación y situación arrendaticia, que le permita rentabilizarlo a corto plazo.

«Los edificios de Portugal iniciarán en pocas semanas las obras de reforma, tanto interior como exterior, y prevemos iniciar su comercialización, en calidad de alquiler, después del verano; mientras que los inmuebles que hemos adquirido hasta la fecha en Madrid y Barcelona se encuentran en fase de estudio, para valorar su viabilidad, ya que nuestro objetivo está en obtener una rentabilidad anual próxima al 8%. En Lisboa, en cambio, esta cifra puede superar el 20%».

Elecciones Municipales

MK Premium también ha ampliado su ratio de actuación en Madrid y Barcelona, con la compra de activos en su área metropolitana en localidades como Torrejón de Ardoz, Alcalá de Henares o Nuevo Baztán en la Comunidad de Madrid; mientras que en la capital catalana ha apostado por Badalona, L’Hospitalet de Llobregat y Santa Coloma de Gramenet.

«Son municipios muy próximos a las dos grandes capitales del país, cuyos precios son más competitivos porque hay más oferta inmobiliaria. Pese a que nuestro mayor volumen de inversión continúa siendo las zonas céntricas de estas dos grandes ciudades, para gestión patrimonial también nos interesa su área de influencia», añade Daniel Leiva quien, ante la proximidad de la celebración de las Elecciones Municipales, no niega la importancia de estos comicios, para el futuro del sector inmobiliario.

«Barcelona y Madrid han caminado de forma diametralmente opuesta en estos cuatro años de gestión municipal. Si bien en la capital nos hemos encontrado con una acción de gobierno más natural y objetiva; en Barcelona, en cambio, se ‘ha castigado’ duramente a la mayoría de sectores profesionales, no sólo el inmobiliario, sino también otros gremios como el de restauración, el hotelero…

Además, ha aumentado en la capital catalana la inseguridad y sí nos hemos percatado de un mayor aumento de la inversión inmobiliaria internacional en Madrid, huyendo de Barcelona por sus trabas burocráticas. Esperemos que esta situación se normalice tras las Elecciones del próximo 26 de mayo y, entre quien entre en el ayuntamiento barcelonés, tenga mayor empatía y dé respuesta a las necesidades de sus ciudadanos y de los sectores profesionales que también construyen la ciudad», concluye Daniel Leiva.