Los españoles ya no buscan adquirir una vivienda en el centro de las grandes ciudades, prefieren buscar una vivienda en zonas periféricas o localidades más pequeñas pertenecientes a las grandes áreas metropolitanas, según un estudio realizado por donpiso.

En la actualidad, los requisitos principales que tienen en cuenta los españoles a la hora de adquirir una vivienda están la luminosidad, que tenga unos 80 metros cuadrados y que cueste unos 200.000 euros. En el estudio, donpiso subraya que cada vez son más los compradores que tienen en cuenta la altura de la vivienda, la orientación, el ancho de la calle o la distribución del piso.

La superficie deseada

Respecto a la superficie, lo que más se valora es que el inmueble tenga al menos dos habitaciones y que ronde los 80 metros cuadrados. No obstante, la distribución también jugará un papel esencial. Un recibidor amplio, un salón comedor con cocina americana y un buen tamaño de las habitaciones son los requisitos más solicitados por los compradores.

Los inmuebles reformados son los que experimentan una revalorización evidente. De hecho, reformar las viviendas de segunda mano es una práctica que ha experimentado un aumento notable tras la crisis.

Además, donpiso apunta que el precio es el elemento que acaba inclinando la balanza hacia un lado u otro. «El acuerdo entre el comprador y el vendedor dependerá, en gran medida, de que exista una correcta tasación del inmueble en relación a los precios y la situación del mercado inmobiliario», recalca la inmobiliaria.

En esta línea, el subdirector general de donpiso, Emiliano Bermúdez, ha afirmado que lo necesario es saber qué características se buscan en un piso antes de empezar la búsqueda, ya que «en estos momentos existe una oferta de vivienda muy variada en el mercado».