¿Estás pensando en comprar o vender una propiedad en los próximos meses? A continuación, te ofrecemos los mejores consejos de Knight Frank que te ayudarán a maximizar tus probabilidades de éxito en este período de incertidumbre.

Nuestra capacidad para adaptarnos e innovar en todos los aspectos de nuestras vidas profesionales y cotidianas definirá los próximos meses. Y lo mismo ocurre con la compraventa de inmuebles. Somos conscientes de que a quienes estuvieran pensando en mudarse pueden surgirles ahora dudas. No obstante, pese a no estar viviendo una «situación de normalidad», podemos aprovechar este período de incertidumbre para hacer multitud de cosas que nos ayudarán a estar preparados de cara al futuro. Al fin y al cabo, de los nuevos retos surgen nuevas oportunidades. Por lo tanto, veamos cómo podemos sacar el máximo partido a los próximos meses según nuestros expertos inmobiliarios.

inversión inmobiliaria

Asesoramiento inmobiliario para vendedores

Resulta esencial que no retires las ofertas del mercado

Puesto que ahora todo el mundo tiene más tiempo libre, ocurrirá lo mismo que en Navidad y será un momento de máxima actividad ya que la gente se pondrá a hacer búsquedas por internet para ver qué hay en venta. Por este motivo debes mantener tu oferta en el mercado para captar la atención de los potenciales compradores.

Despeja tu espacio mientras tenga tiempo libre

Estar en casa constituye una oportunidad perfecta para que volver a conectar con el espacio en el que vives. Si limpias el sótano y ordenas el ático, por ejemplo, en el futuro será mucho más sencillo mostrar esas estancias. Además, es probable que encuentres cantidad de cosas que ya no necesitas y puedes vender por eBay. Ya que has vivido sin ellas durante los últimos dos o tres años, ¿por qué no perderlas de vista para siempre?

Reorganiza las habitaciones para conseguir una distribución óptima

Como todos estamos pasando mucho más tiempo en casa, es el momento ideal para reorganizar las habitaciones para que parezcan más espaciosas.

Realiza las pequeñas tareas que has ido retrasando

Se pueden hacer pequeños trabajos de bricolaje. Por ejemplo, colgar cuadros, retocar la pintura y arreglar el jardín son todas tareas que te beneficiarán enormemente a la hora de vender.

Asegúrate de que la casa posee la cantidad adecuada de mobiliario

Si hay demasiadas cosas por medio, dará sensación de saturación y abarrotamiento. Sin embargo, si el espacio está demasiado vacío, la gente tendrá dificultades para imaginar si su mobiliario encajaría, sobre todo en los dormitorios. Este aspecto es muy importante en el vestíbulo, ya que las primeras impresiones son las que más cuentan. Asegúrate, por lo tanto, de que esté lo más despejado posible. Bastará con un reducido número de muebles. Piensa si resultará fácil pasear por la casa sin encontrar cosas en medio que impidan el paso.

Utiliza tu espacio de almacenamiento de manera eficaz

Debes continuar tu vida en el inmueble con normalidad, pero en la medida de lo posible, recoge los juguetes de los niños y colócalos en el trastero o en el garaje. Los garajes se convierten estos días en trasteros, por lo que no debes dudar en abarrotarlos al máximo. Por lo general, a los compradores no les importa que el garaje esté lleno.

Ilumina y ventila

Asegúrate de dedicar este tiempo a cambiar todas las bombillas y limpiar las ventanas para que el inmueble tenga la mejor iluminación y claridad posible.

Graba tu visita en vídeo

Estoy animando a mis clientes a que usen sus iPad o sus smartphones para grabar los recorridos por sus hogares. De este modo, se puede captar cómo sería vivir en el inmueble, algo que no siempre es fácil transmitir con un folleto profesional o imágenes en una página web. Después, comparto los vídeos con los posibles compradores, con la esperanza de que puedan apreciar cómo utilizan el espacio los actuales propietarios, cómo pueden interactuar las familias en este contexto y, tal vez, cómo se está cuidando la propiedad o renovándose con tareas de bricolaje, etc.

Cuando empiecen a remitir los efectos del coronavirus y del distanciamiento social, los compradores potenciales que hayan recibido estos vídeos por correo electrónico o WhatsApp pueden decidir con certeza si les interesa o no realizar una visita física. Hasta el momento, los vendedores se han mostrado muy agradecidos de tener esta oportunidad y se han manifestado encantados de participar.

Plantéate poner en marcha algunos proyectos a más largo plazo para añadir valor a tu casa

Al disponer de más tiempo libre, podría resultar útil plantearse qué mejoras puedes hacer en la casa para aumentar su valor a la hora de venderla. Aunque es posible que no puedas poner en marcha algunas reformas de inmediato, investigar y realizar los planes necesarios podría ser útil para cuando se retiren las restricciones. De ese modo, podrás dar un empujón al proceso necesario para poner el inmueble en venta.

Por ejemplo:

  • Transformar un espacio del jardín en una terraza a la que sea fácil acceder desde la cocina para contar con una cómoda zona de ocio / de estar en el exterior.
  • Convertir dependencias exteriores en una sala de juegos, garaje, anexo, etc.
  • Renovar los cuartos de baño/ baños en-suite.

Mejora la primera impresión de tu propiedad 

Sugeriría a los vendedores que piensen en arreglar el exterior del inmueble, por ejemplo, pintar los portales, adecentar las vías de entrada (maleza, verdín, etc.) y en conseguir el mejor aspecto posible para los jardines delanteros. En los próximos meses, a medida que se retiren progresivamente las restricciones (del mismo modo que se han introducido), es posible que la gente no se anime a visitar las casas en persona ni a entrar en ellas.

Por lo tanto, el primer contacto puede producirse cuando echen un vistazo al pasar por delante con el coche. Así, me imagino a los compradores más entusiastas elaborando una lista de casas que desearían visitar echando un vistazo inicial desde el coche. Por eso será cada vez más importante garantizar que la primera impresión que se lleven de tu propiedad sea la mejor posible.

Asesoramiento inmobiliario para compradores 

Descubre nuevas ubicaciones

Esta es la oportunidad perfecta para explorar zonas nuevas que anteriormente no te habías planteado, en especial los lugares próximos a aquellos que le gustan, pero están fuera de tu alcance. Si deseas comprar en el barrio de Prosperidad por ejemplo, podrías considerar Chamberí. ¿Jerónimos o Salamanca están fuera de tu alcance? También puedes dedicar este tiempo a mirar zonas en las que se estén llevando a cabo proyectos de reestructuración, ya que las nuevas conexiones de transporte y los equipamientos sin duda resultan atractivos y, a largo plazo, sumarán valor.

Dedica este tiempo a definir lo que verdaderamente te importa de un inmueble

Las viviendas de planta baja suelen descartarse, pero normalmente son más baratas y ofrecen un mejor acceso al exterior. Por lo tanto, no deberían excluirse automáticamente. Lo mismo podríamos decir de los inmuebles situados en las plantas más bajas, ya que solemos suponer que son oscuros, pero gracias a modernas técnicas de construcción, existen características de diseño inteligente que dotan los espacios de luz natural incluso cuando se trata de plantas subterráneas.

Aprovecha los conocimientos de los consultores inmobiliarios 

En este momento los consultores disponemos de más tiempo y estaremos encantados de dedicártelo y comentar todos los aspectos relativos a zonas, ventas de inmuebles históricos, etc. Aprovecha al máximo el ingente conocimiento que podemos ofrecerte.

Dedica tiempo a pensar, reflexionar y pedir consejo

Vivimos en un mundo que avanza muy rápido y es muy exigente. El tiempo adicional del que todos disponemos en la actualidad constituye una verdadera oportunidad no solo para conocernos mejor, sino también para dar un paso atrás y pensar en los planes y cambios que queremos llevar a cabo en los próximos meses y años. Uno de ellos podría ser mudarse de casa y, con asesores dispuestos a atenderte al otro lado del teléfono, vale la pena aprovechar el tiempo adicional que pueden dedicarnos (ya que no pueden salir a hacer visitas) para pedir consejo y pensar en lo que podría suponer la búsqueda de tu futuro hogar.

Traza un plan de actuación para cuando todo vuelva a la normalidad

Recomendaría a los compradores que deseen encontrar una casa que no pierdan de vista cualquier propiedad que pueda interesarles y que, tal vez, se pongan en contacto con el asesor inmobiliario para que tome nota de que están interesados. También sería útil que llamasen a los consultores por teléfono o les enviasen un correo electrónico para indicarles la lista de requisitos que debe cumplir la propiedad. De este modo, cuando comiencen a salir inmuebles al mercado, empezará a recibir notificaciones. Incluso aunque todavía no haya llegado a esa fase, podría ser útil llamar para hablar sobre las características de las zonas locales, etc. Si das estos primeros pasos mientras estás en casa, estarás preparado para empezar a visitar inmuebles cuando se levanten las restricciones.