La gestora de inversiones inmobiliarias Locare Real Estate y la operadora de activos residenciales Tectum Real Estate Investments han llegado a un acuerdo con el fin de promover y explotar más de 1.000 viviendas destinadas al alquiler permanente de larga duración, ubicadas en la Comunidad de Madrid y en varias capitales de provincia.

Según han trasladados ambas empresas en una nota de prensa, el proyecto tiene como objetivo invertir más de 120 millones de euros durante los próximos dos años en la adquisición, promoción y puesta en explotación de la cartera. Locare y Tectum cuentan ya con tres proyectos en fase de promoción en los municipios madrileños de Móstoles, Collado-Villalba y Torrelodones, con un total de 405 viviendas y cuya entrada en explotación se producirá entre 2019 y 2020.

Así, la iniciativa se inscribe en un contexto «especialmente favorable de mercado», debido a la creciente demanda de vivienda de alquiler y a las carencias que presenta el actual parque de alquiler residencial en las principales ciudades españolas, destacan las firmas.

En este sentido, se trata de una iniciativa «pionera» en el sector inmobiliario español, que nace con la vocación de «liderar la oportunidad de ofrecer una vivienda de calidad, gestionada profesionalmente, con servicios de valor añadido para el inquilino y rentas competitivas», han asegurado ambas compañías.

Según el consejero delegado de Locare, Andrés Horcajada, el acuerdo entre estas compañías «aglutina capacidad de tracción de capital, capacidad técnica, ‘know how’ y experiencia contrastada de su equipo ejecutivo en la creación y gestión de portafolios inmobiliarios complejos». Esto, junto con la vocación de inversión a largo plazo y diversificación geográfica, «nos permite asegurar la sostenibilidad y rentabilidad del negocio», ha añadido.

Locare y Tectum han afirmado ser conocedores de la escasez de suelo residencial y por ello están explorando y desarrollando oportunidades de diferenciación en el sector, mediante el impulso de esquemas contractuales de colaboración público-privada.

Han declarado que esto permite reforzar, por un lado, su vocación de permanencia a largo plazo y, por otro, aportar instrumentos para colaborar con las Administraciones Públicas, especialmente en Ayuntamientos y así aumentar el parque de vivienda de alquiler sin comprometer la inversión pública.

‘Build to Rent’ e innovación

El modelo de negocio está orientado al esquema ‘Build to Rent’ (B2R), lo que supone que toda su cartera de propiedades 100% verticales proviene de la generación propia. Así, a través de la aplicación sistemática de procesos de construcción, «se garantizan unos estándares predecibles de calidad y eficiencia operativa durante la explotación de los inmuebles», han explicado.

Otro de los pilares de este proyecto, que ha querido resaltar Locare, es la innovación, entendida como «un valor integral y transformador», que afecta a la sostenibilidad a los edificios, la digitalización de los procesos de contratación, la gestión y operación del alquiler, la atención al cliente o la creación de un ‘marketplace’ con una oferta de bienes y servicios en alianza con grandes marcas. En definitiva «queremos cambiar la experiencia vital del inquilino y la forma de habitar una vivienda», ha confirmado Horcajada.