La Federación de Asociaciones Inmobiliarias (FAI) cree que la renta de alquiler subirá de media un 5% con la entrada en vigor del nuevo real decreto de vivienda, porcentaje que se elevará hasta en cinco puntos en las zonas como Madrid, Barcelona y Valencia.

Así, según ha señalado en un comunicado, cree que el decreto de alquiler de viviendas es una actuación legislativa «improvisada» y que está hecha «al margen de un debate político y parlamentario imprescindible», según ha informado en un comunicado.

Para FAI, el nuevo decreto, que se ha publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que entrará en vigor mañana, en vez de estabilizar los precios y mejorar las condiciones, «puede terminar provocando el efecto contrario».

«La supuesta protección del inquilino, eliminando garantías supuestamente abusivas, puede terminar por expulsar del mercado del alquiler a los colectivos y economías más desfavorecidas«, ha añadido FAI, que apunta que el 15% (dos de cada diez inquilinos) quedarán fuera del mercado de alquiler por la limitación de garantías.