El Ministerio de Transportes y Movilidad ha puesto en marcha la anunciada reforma del Plan Vivienda 2018-2021 actualmente vigente. De este modo, quiere facilitar su gestión. Además de conseguir «una mayor eficiencia de los recursos» que tiene asignados.

Entre las principales novedades que introducirá figura la extensión en un año, hasta diciembre de 2022, del plazo de concesión de las distintas ayudas al alquiler y la compra que contempla el plan para aprovechar al máximo los fondos transferidos por el Ministerio a las comunidades autónomas.

Ayudas incluidas en el Plan Vivienda 2018-2021

Asimismo, la ayuda que contempla para jóvenes que compren vivienda en municipios de menos de 5.000 habitantes se extiende. De este modo, beneficiará a jóvenes que compren piso en núcleos urbanos» que también tengan menos de esa población.

La redacción del actual plan indica que la ayuda se destina a jóvenes de «municipios». Con lo que, según el Ministerio, se excluía sin intención de hacerlo a núcleos de población de ámbito territorial inferior al municipio, tales como poblados o pedanías.

Por ello, la modificación del Plan se materializará a través de un Real Decreto. Y «solventará esta discriminación no deseada. También extenderá la aplicación de la ayuda a los núcleos de población de menos de 5.000 habitantes que se encuentren en el ámbito rural».

Agilizar trámites

En virtud de la reforma, y también con el fin de agilizar la tramitación de ayudas, se suprime la exigencia de suscribir acuerdos entre administraciones para que éstas o sus sociedades públicas dependientes compren viviendas con ayudas del Ministerio para incrementar el parque público de vivienda.

Además, se ampliará el plazo de ejecución de las actuaciones de regeneración y renovación urbana articuladas al amparo del plan anterior, el del periodo 2013-2016 y su prórroga, en dos años, hasta el 31 de diciembre de 2022.

Planes de regeneración urbana

En concreto, esta iniciativa se dirige a extender el plazo para la ejecución de 193 áreas de regeneración y renovación urbana. Se trata de actuaciones ya en curso para las que las comunidades autónomas afectadas vienen solicitando dicha ampliación.

De esta forma, el Gobierno pretende mantener la actividad y le empleo. E incluso generar nuevos puestos de trabajo, además de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos que habiten los ámbitos y viviendas objeto de regeneración o renovación.

Por último, con la modificación del plan se amplía el plazo para que las comunidades autónomas y Ceuta y Melilla adquieran compromisos financieros, con cargo a los fondos comprometidos por el Ministerio en los ejercicios 2020 y 2021. Hasta el 31 de diciembre de 2020 y hasta el 31 de diciembre de 2021, respectivamente.