Que la tecnología juega en papel fundamental en el sector inmobiliario está fuera de toda duda. Pero, ¿qué innovaciones son las más importantes? ¿Y cuáles van a ser imprescindibles en los próximos meses? Las respuestas se encuentran en el primer Barómetro de Transformación Digital e Innovación en el Sector Inmobiliario elaborado por Finnovating y presentado hace unos días. 

El impacto innegable de la innovación

El Barómetro se ha realizado con información de treinta de las compañías más importantes en el sector inmobiliario en España. Y nueve de cada diez directivos han afirmado que la innovación digital y tecnológica tendrá un impacto significativo en su negocio

Las innovaciones imprescindibles

El Big Data y Data Analytics encabezan el ranking de innovaciones tecnológicas que se usarán en el sector inmobiliario en los próximos doce meses. Le siguen la inteligencia artificial, la internet de las cosas, la geolocalización y el blockchain

Un cliente cada vez más exigente

El cliente actual exige una relación digital cada vez más ágil y transparente con los proveedores de vivienda. No quieren solo saber el estado, ubicación y características de un inmueble: quieren tener acceso a mucho más, y de manera inmediata. Vivimos en una época digital y la experiencia del usuario és clave. 

En este sentido, la realidad virtual, y la realidad aumentada, junto con la geolocalización y la internet de las cosas, son algunos de los aspectos que están dejando de ser un ‘plus’ para ser cada vez más un ‘must’ en el negocio inmobiliario. Todas estas tecnologías están también presentes en el listado de innovaciones que tendrán un papel significativo en las empresas del sector este año y el que viene. 

PropTech, de amenaza a oportunidad

Los directivos afirman que la innovación digital y tecnológica supone una oportunidad para sus empresas. De hecho, en la mayoría de los casos cuentan con un perfil profesional responsable de estas áreas y con una posición destacada dentro de las compañías. 

Además, en el último año se ha pasado del desarrollo de innovaciones dentro de las propias empresas a contar con colaboraciones externas para realizar pruebas piloto o de nuevos conceptos. El papel de las PropTech, por tanto, está en crecimiento. 

El Barómetro recoge, de hecho, un cambio de percepción respecto a estas startups tecnológicas: de ver las PropTech como una amenaza ahora se consideran, cada vez más, como una oportunidad. Y se afirma que colaborar con startups que ya han testado sus productos en el mercado es la opción que más valor puede aportar a las compañías del sector inmobiliario.