La Federación Nacional de Agencias Inmobiliarias (FAI) ha alertado de las estafas online en el sector inmobiliario «ante la debilidad del mercado de alquiler de viviendas», según ha señalado en un comunicado.

La federación ha señalado que el desequilibrio entre la oferta y la demanda. Por otra parte, están los elevados precios y la vulnerabilidad de los inquilinos. Estos son los principales «ganchos» de los timadores.

El modus operandi de los estafadores

Según FAI, los estafadores utilizan el mismo ‘modus operandi’. Entran en los portales y páginas web, copian imágenes de anuncios de propiedades en alquiler y utilizan el logo. En algunos casos, incluso el correo electrónico y nombre de agencias inmobiliarias para publicitarlos posteriormente a un precio inferior.

Así, generan credibilidad a los arrendatarios y piden cantidades por adelantado con la excusa de la reserva o por tener derecho prioritario en la visita de la misma. No obstante, la realidad es que se está pagando a una persona que no es dueña de la casa ni al agente inmobiliario contratado para ello.

FAI ha insistido en que este tipo de prácticas fraudulentas se ha intensificado en un momento en el que el mercado del alquiler está «muy tensionado». Lo que lleva a la desesperación de los que buscan un piso en alquiler. Y los hace «más vulnerables para acabar siendo víctimas de engaño».

¿Cómo evitar caer en este tipo de estafas online?

La federación ha insistido en que se deben seguir con todos los protocolos de seguridad y ha pedido a los inquilinos que usen el sentido común ante las ofertas con precios «inusualmente bajos».

Ante todo ello, ha recomendado a los inquilinos desconfiar de los pagos que puedan pedirles por adelantado. O que se desplacen físicamente al inmueble en cuestión para comprobar que existe. También ha señalado que si finalmente alquila, se pida y compruebe la documentación de identidad del propietario o arrendador o del agente inmobiliario acreditado para ello.