BBVA Research destaca que, aunque la venta de viviendas mantiene el tono de «moderación» de meses anteriores, por el momento su comportamiento no afecta a la actividad constructora, que «sigue exhibiendo un crecimiento robusto». Así lo recoge el último Observatorio Inmobiliario de España, elaborado por BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad financiera, que subraya que los determinantes de la demanda conservaron el «buen tono», por lo que «parece que van a seguir a tenor de los datos de empleo y confianza de consumidores de enero».

El observatorio señala que, según los datos del Consejo General del Notariado, durante el mes de noviembre de 2016 el número de operaciones de venta de viviendas ascendió a 40.464, lo que supuso una contracción intermensual del 3,1%, tras corregir la estacionalidad de la serie. Con ello «se mantiene el tono de moderación que venían exhibiendo las ventas en los últimos meses». Sin embargo, en términos interanuales las transacciones mostraron un crecimiento del 11,8%, por encima del registrado en el mes anterior. Este incremento responde a un descenso menos acusado de la venta de viviendas nuevas (-5,2%) y un mayor crecimiento de las operaciones de viviendas usadas (+13,9%).

De este modo, entre enero y noviembre de 2016 se vendieron 408.097 viviendas, un incremento del 12,9% respecto al mismo periodo del año precedente. De hecho, en estos once meses se superaron las ventas efectuadas en todo 2015.

«Buen tono» de los determinantes de la demanda

Además, BBVA Research recalca que los determinantes de la demanda «siguen favoreciendo un crecimiento de la venta residencial». En lo relativo al mercado de trabajo, los datos del cuatro trimestre del año indican que la economía sigue creando empleo, aunque a una tasa más moderada que en el trimestre precedente, según la encuesta de población activa.

A su vez, el desempleo continúa reduciéndose, y al cierre de 2016 la tasa de paro se situó en el 18,6%. Por su parte, el mercado de trabajo inició 2017 con un mayor dinamismo, tal y como se desprende del avance intermensual del 0,3% de los afiliados a la Seguridad Social, una vez corregida la estacionalidad de la serie, lo que indica un «crecimiento sólido». Esta creación de empleo «sigue alentando el incremento de la renta de los hogares», así, en el tercer trimestre la renta bruta disponible aumentó el 1,5% interanual, añade BBVA Research.

El servicio de estudios de la entidad valora que la creación de empleo y el aumento de la renta de los hogares «siguen acompañadas de unas condiciones financieras favorables para la compra de vivienda», puesto que el tipo de interés de los préstamos libres para la adquisición de vivienda de los hogares en diciembre se redujo hasta el 2,19%, aunque dado el contexto actual no se esperan muchas más bajadas.

El mercado hipotecario modera el crecimiento

En diciembre, el volumen de nuevo crédito concedido a los hogares para la adquisición de vivienda se contrajo el 17,1% interanual, según el Banco de España. Según BBVA Research, esta moderación está en línea con la que se observa en el número de hipotecas firmadas. En cualquier caso, en el conjunto del año esta partida de nuevo crédito creció en 5%.

Por su parte, las hipotecas firmadas para la adquisición de viviendas crecieron el 12,1% interanual en noviembre, un aumento inferior a la media de los meses anteriores, y en los once primeros meses del año la firma de hipotecas para compra de vivienda acumula un crecimiento del 21% interanual.

Prevé aumentos en la edificación residencial

Además, BBVA Research destaca que crecieron los visados de obra nueva y la venta de suelo. Según los datos del Ministerio de Fomento, durante el mes de noviembre del pasado año los visados firmados para construir nuevas viviendas en España ascendieron a 5.934, un 2% más que los de octubre. Entre enero y noviembre de 2016, se iniciaron los trámites para construir 59.129 nuevas viviendas, un 32,5% más.

Pese al «intenso crecimiento», el observatorio recuerda que la iniciación de viviendas se sitúa en niveles reducidos y tan solo representa el 11% del promedio anual de visados firmados durante el quinquenio 2000-2004. Añade que los últimos datos del resto de variables relacionadas con la actividad constructora muestran «señales mixtas», ya que la encuesta de población activa del INE indica que el empleo en el sector de la construcción en el cuarto trimestre se mantuvo estancado respecto al trimestre precedente.

Sin embargo, el dato de afiliación a la Seguridad Social del mes de enero fue positivo para el sector de la construcción, y mostró un crecimiento de los afiliados del 1,1% intermensual, el mayor de los últimos meses. A su vez, el consumo de cemento en diciembre experimentó un ligero incremento del 0,9% intermensual. Por el contrario, en enero, el indicador de clima de la construcción se contrajo, tras la recuperación del pasado mes de diciembre, hasta el (-63,3), el valor más bajo de los últimos meses. «A ello contribuyó tanto el retroceso de la cartera de pedidos como las peores expectativas de evolución del empleo en el segmento residencial de la construcción», según BBVA Research.

Por último, destaca que en noviembre se produjo un notable incremento del número de transacciones de suelo urbano (+21,5%) y de la superficie vendida (+4,6%). «Esta mayor actividad en el mercado de suelo apunta hacia nuevos aumentos en la edificación residencial», augura.