La contratación de oficinas en las principales ciudades españolas, en Madrid y Barcelona, fue de 766.468 metros cuadrados en 2016, es decir un 14% menos que en en el ejercicio precedente, según los datos publicados por la consultora CBRE.

Según la consultora, aunque se trate de un 14% menos que en 2015, año que fue «excepecionalmente bueno» en cuanto a la demanda de oficinas, si se tienen en cuenta los datos de 2014, la contratación en 2016 fue un 35% superior que entonces.

En concreto, Madrid logró la contratación de 453.333 metros cuadrados correspondientes a 486 operaciones. Por su lado, el número de metros cuadrados transaccionados en Barcelona fue de 313.333, con 460 operaciones. CBRE destacó algunas operaciones, como el traslado de la sede de la automovilística Renault en la capital española o el pre-alquiler de la empresa Schibsted Spain, a la que pertenece fotocasa, en la Ciudad Condal.

La «buena» contratación anual ha tenido efectos sobre las rentas

Así, el promedio a final de año de las rentas de las oficinas prime en Madrid fue de 28,25 euros el metro cuadrado al mes, un 15% más que en 2013, y 21,75 euros el metro cuadrado al mes en Barcelona, un 23% más que en 2013.

CBRE espera que en la capital española sea donde se produzca un mayor incremento de las rentas prime, por encima del 25% hasta el año 2021. Para Barcelona estima un crecimiento del 15% en los cuatro años siguientes.

Por otro lado, la promoción resurgió en 2016 con 310.000 metros cuadrados de nueva construcción y 213.700 metros cuadrados de rehabilitación previstos en el mercado de oficinas de ambas ciudades en el periodo 2017-2018.