El precio medio de la vivienda de lujo se sitúa en los 6.800 euros por metro cuadrado en lo que va de año, lo que supondrá un incremento interanual del 2% en 2018, según datos de la inmobiliaria de viviendas de lujo Barnes.

Para la compañía, 2018 se ha confirmado como un ejercicio en el que los precios en el mercado inmobiliario de alto standing ha moderado su crecimiento en la mayoría de las regiones de España.

Con este incremento, se consolidará la tendencia al alza de los últimos dos años, cuando el precio medio por metro cuadrado se situó en los 6.150 euros en 2016 y en los 6.600 euros en 2017.

A menos de tres semanas para que finalice el año, la mayor subida se ha registrado en ciudades como Madrid, San Sebastián o Palma, así como en regiones con mucho turismo como la Costa del Sol andaluza, el litoral valenciano, Baleares y Canarias.

En un punto intermedio se encuentran Barcelona y la Costa Brava catalana, cuyos mercados del lujo llegaron a caer hasta un 20% interanual durante el primer semestre del año, aunque experimentaron un repunte notable durante la segunda mitad del ejercicio.

Propiedades entre 500.000 y 3 millones de euros, las más demandadas

Según la tipología de la vivienda, la mayor parte de la demanda del sector inmobiliario del lujo se ha concentrado en propiedades con precios que van desde los 500.000 euros hasta los 3 millones de euros y con una superficie que oscila entre los 150 metros cuadrados y los 500 metros cuadrados, parcela aparte.

Durante este año, el tiempo medio de venta de una propiedad de lujo durante 2018 fue de 5,5 meses a nivel nacional, un 8,5% más rápido que hace un año, y de solo 2,5 meses en la zona de mayor demanda turística, en línea con 2017.

El socio fundador de Barnes Spain, Emmanuel Virgoulay, ha afirmado que el año que termina ha servido para que el sector inmobiliario alcance valores óptimos y para que el mercado de la oferta y la demanda se equilibre, «dando como resultado la estabilización de los precios».