Instituto de Valoraciones prevé que el precio de la vivienda siga subiendo, pero de forma más estable. Se prevén aumentos en torno al 4%, según las previsiones de su software de big data inmobiliario.

La entidad de tasación cree que el mercado inmobiliario se dirige hacia un contexto de estabilización y madurez. Aunque considera que es un proceso «lento», teniendo en cuenta los datos de 2019.

Así, recuerda que el año pasado se registraron 568.180 compraventas en España. Lo que supone un descenso del 3% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Teniendo en cuenta la tipología de vivienda, la obra nueva reflejó datos de crecimiento. Puesto que en 2019 se registró el número más alto de visados de vivienda de obra nueva desde 2015.

Al igual lo hicieron las transacciones inmobiliarias de vivienda nueva. Estas indicaron que el mercado sigue activo con un incremento de la actividad estos últimos días, teniendo en cuenta que desde 2017 no se ha bajado de las 50.000 transacciones anuales.

El precio de la vivienda y los cambios de tendencia

Los expertos de la entidad de tasación creen que a pesar del crecimiento continuado a lo largo de los últimos años puede que haya un posible cambio en la tendencia del número de visados de obra nueva, que no ha parado de aumentar año tras año desde 2015. Y que en 2019 alcanzó los 106.266 visados.

Así, prevén que el ‘built-to-rent’, que consiste en construir viviendas para alquilar en lugar de vender, será el nuevo formato que impulsará la construcción de obra nueva con el objetivo de crear un parque de viviendas en alquiler que modere «ligeramente» el aumento de los precios y los desequilibrios en las grandes ciudades.

De hecho, remarcan que esta modalidad se está haciendo cada vez más común como método de inversión entre las socimis y los grandes fondos internacionales.