El proceso de selección de personal comienza con una buena planificación previa, la determinación del perfil y el tipo de relación contractual que se ofrece (en nómina o colaboradores autónomos) y una buena imagen de marca de la propia empresa. Pero, ¿cómo conseguir que los mejores profesionales conozcan nuestras ofertas de empleo? ¿Cuáles son las mejores fuentes de reclutamiento en un proceso de selección en el sector inmobiliario?

“El objetivo es conseguir el mayor número de candidatos posible y que estos sean de calidad, es decir, que se ajuntes lo mejor posible a la descripción de cada oferta concreta”, indica Ismael Kardoudi, director de Academy by habitaclia & Fotocasa

El círculo de influencia

Una primera fuente de reclutamiento de talento es el círculo de influencia: los propios contactos. Y eso incluye desde la familia, amigos y conocidos a los colaboradores actuales o pasados. “Es gente que ya te conoce y es más fácil que puedan aportar personas que puedan trabajar contigo. Saben que eres un buen profesional y si conocen a alguien que pueda encajar es bastante probable que te lo recomienden”, afirma Kardoudi. 

No se trata, sin embargo, de una acción puntual, sino de una estrategia de comunicación basada en la difusión de mensajes periódicos sobre la atracción y gestión del talento en la empresa, y aumentar la insistencia o crear una llamada específica cuando se precise incorporar a alguien a corto plazo. 

Los portales de empleo

Los portales de empleo son una fuente de reclutamiento muy interesante, ya que pueden aportar un gran número de candidatos. Es importante que el portal cuente con una buena web, con app para móvil y que disponga de servicio de alertas para que la oferta pueda llegar a los candidatos registrados que cumplan las características de la oferta. 

Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir un portal de empleo es que permita no solo publicar ofertas, sino realizar búsquedas en su propia base de datos. “La posibilidad de buscar un perfil determinado te permite contactar directamente con esas personas, de modo que se dobla la estrategia Por una parte, una gran cantidad de candidatos pueden inscribirse a la oferta y, por otra, puedes atraer directamente a quienes tengan las características exactas que estás buscando”, aclara Kardoudi. 

Es posible, además, que el portal permita potenciar el employer branding de la agencia. “Puedes posicionar tu marca, decir quién eres, subir un vídeo, etc. Así se aporta contenido que permite que los candidatos, si no te conocen de antes, entren en tu perfil y puedan ver con mayor detalle cómo trabajas y que les puedes aportar”, añade el director de Academy by. 

Las redes sociales

Las redes sociales, ni siquiera las de tipo más profesional, no son una gran fuente de reclutamiento de talento, según Kardoudi. “Es mucho mejor compartir las ofertas de empleo ya publicadas en otro sitio a través de las redes sociales que crearlas allí directamente, porque en general la gente no está buscando empleo de manera activa en las redes sociales”, indica. 

Sin embargo, compartir las ofertas publicadas en los portales o en la propia web consiguen que el anuncio tenga mayor alcance y eficacia, porque la difusión aumenta, es fácil de compartir y la visibilidad se multiplica. Es, además, una buena manera de mejorar el branding de le empresa. 

Bolsas de empleo profesionales y prácticas en empresa

Otra opción para reclutar talento son las bolsas de empleo de los colegios profesionales de agentes inmobiliarios, aunque su efectividad suele ser escasa. Si se está buscando un perfil joven y con poca experiencia, las prácticas en empresa pueden ser una vía interesante. 

Se trata de incorporar a personas que estén realizando formación profesional relacionada con el sector inmobiliario y que pueden incorporarse durante unos meses como personal en prácticas. Para ellos es un requisito imprescindible para conseguir su titulación, y la agencia tiene la posibilidad de formarlos según sus métodos de trabajo y comprobar si son eficaces o no en el puesto de trabajo, sin necesidad de periodo de prueba. Si la experiencia es satisfactoria pueden incorporarse a la empresa una vez acabada su formación. 

La web y el escaparate

No hay que olvidar las propias vías de comunicación de la agencia inmobiliaria como fuentes de reclutamiento. La web puede incluir un apartado de ‘trabaja con nosotros’ para facilitar el contacto por parte de potenciales colaboradores. Y, si se tiene una buena reputación en la zona, el propio escaparate de la agencia es el lugar ideal para colocar un anuncio.  

Eso sí, para que sea más visible debe colocarse en una zona diferenciada a la que ocupan los anuncios de los inmuebles, y tener un estilo que se distinga fácilmente de la cartelería de la agencia. “Es una acción que siempre deberíamos hacer”, afirma Kardoudi, “y debe notarse que se trata de un anuncio especial”. 

¿Quieres saber más? Academy by habitaclia & Fotocasa ofrece el curso ‘Captar y retener talento en tu inmobiliaria’. Busca cuándo se realiza en tu ciudad y reserva tu plaza.