El presidente de CBRE España, Adolfo Ramírez-Escudero, cree que limitar los precios del alquiler «no soluciona ni trata las causas del problema» y considera que más bien se debería regular la oferta.

Así lo ha señalado este miércoles durante la presentación del informe de tendencias de 2019 realizado por la compañía de consultoría y servicios inmobiliarios, donde también ha hecho hincapié en que «capar los precios en un entorno de oferta y demanda no hace que deje de haber una disfuncionalidad entre lo que la gente quiere hacer y lo que se puede hacer».

«La solución de fondo no es tratar de regular los fondos, sino regular la oferta», ha añadido el presidente, tras apuntar que los precios se regulan solos, al igual que la oferta, siempre y cuando la generación de oferta sea «lo más libre posible».

En esta línea, también ha apuntado que el hecho de que llegue inversión ayuda a solucionar el problema, porque se produce más oferta, más vivienda en alquiler y se regulan los precios, se aplanan e incluso pueden llegar a bajar.

Bajo su punto de vista, que no se haya incluido la regulación en los precios es «una muy buena noticia», pese a que finalmente el texto no haya sido convalidada por el Congreso. «La regulación todavía tiene que insistir más en qué hay que regular, si es que hay algo que regular», ha cuestionado Ramírez-Escudero.

Asimismo, el presidente de CBRE España considera que «no hay ninguna razón específica para pensar que lo que se ha incluido en el Real Decreto cambie el interés en el sector residencial español por ahora».

Perspectivas para 2019

De cara a este año, CBRE estima que el mercado inmobiliario español estará en línea con la actividad registrada en 2018. Así, espera que la inversión seguirá siendo alta a lo largo de todo el ejercicio y estima que el volumen, sin operaciones operativas, que rondará los 10.000 o 10.500 millones de euros.

Por sectores, espera que el mercado de oficinas «se mantendrá muy dinámico» y que la contratación aumentará en 2019, pudiendo superar incluso los 550.000 metros cuadrados en Madrid, mientras que en Barcelona, los niveles de contratación seguirán elevados, en la línea de las cifras registradas en 2018 (388.000 metros cuadrados).

En Madrid, CBRE prevé que la renta prime cerrará el año próxima a los 36 euros por metro cuadrado al mes, «siendo uno de los mercados en los que más crecerá». En Barcelona, por su parte, el crecimiento será más moderado y se situará alrededor de los 26,5 euros mensuales por metro cuadrado.

El sector retail también mostrará expansión en 2019, de acuerdo con las previsiones que apuntan a que los principales indicadores del retail mantendrán una tendencia de crecimiento moderado, según se desprende el ‘Outlook Inmobiliario 2019’ de CBRE.

Por su parte, el sector logístico registrará un año «muy activo» tanto en el mercado del alquiler como en el de la inversión. «El sector logístico se ha convertido en uno de los más demandados en los últimos años, alentado por la rápida evolución del comercio electrónico», según ha destacado la directora de Research de CBRE, Lola Martínez Brioso.

En lo que respecta al sector de la vivienda, CBRE cree que de aquí a finales de año habrá una evolución positiva, «gracias a que la mejora de las variables macroeconómicas y una mayor liquidez de los mercados están impulsando la compra de vivienda y la inversión residencial». No obstante, prevé que el crecimiento sea menos intenso que en 2018 por el aumento de la tasa de esfuerzo para el acceso a la vivienda.

En concreto, la estimación de CBRE ronda las 625.000 unidades, por encima de las 600.000 de 2018. Respecto al precio de la vivienda, que todavía se situará lejos de los máximos alcanzados en 2008, CBRE prevé que habrá una moderación en el crecimiento y que se situará en cifras cercanas al 4% a final de año.