Carmen Panadero es presidenta y socia fundadora de WIRES (Women in Real Estate Spain), una asociación de mujeres directivas del sector inmobiliario en España que empezó con ocho profesionales y está a punto de alcanzar las 300 asociadas. Carmen Panadero cuenta con más de 17 años de experiencia en el sector, dirige el Departamento de Negocio de una promotora inmobiliaria y es la directora académica del Master in Real Estate Development en IE University. 

WIRES nació con el objetivo aumentar la visibilidad de las mujeres en el sector inmobiliario y se ha situado ya como un referente gracias a los eventos especializados y la gran experiencia de sus socias. La asociación ha sido merecedora del Premio APRIMA-SIMA por mejorar la imagen del sector inmobiliario. 

Fotocasa: ¿Qué es WIRES y cómo surgió?

Carmen Panadero: WIRES (Women in Real Estate Spain) nació hace algo más de cuatro años a partir de la iniciativa de ocho socias fundadoras. Queríamos crear una asociación del sector inmobiliario enfocada a las directivas. En ese momento ya había bastantes directivas, pero no tantas en las capas más altas, y creíamos que hacía falta más visibilidad y más networking para este grupo de mujeres. Para seguir creciendo en tu plan de carrera, cuando ya estás en un puesto directivo, es imprescindible tejer relaciones empresariales, relacionarte con otras personas en ese mismo entorno y visibilidad en foros, eventos y todo tipo de ferias del sector. Y nos dimos cuenta de que no había mujeres en los paneles, ni profesoras de financiación de producto inmobiliario, por ejemplo. Creamos WIRES para vehiculizar y revertir esa invisibilidad y posicionarnos como expertas. 

Fotocasa: ¿Qué tipo de actividades realiza WIRES?

Carmen Panadero: Al principio teníamos un objetivo claramente divulgativo. Empezamos a realizar eventos cada dos meses sobre temas de referencia para el sector inmobiliario en toda su transversalidad, con arquitectas, abogadas, gente de finanzas, ingenieras… Y en todos los paneles había siempre hombres y mujeres con el objetivo de ofrecer diversidad, nunca hemos hecho eventos solo de mujeres. Tras cuatro años nuestros eventos ya han cobrado relevancia dentro del sector, tenemos una media de 300 asistentes. Esta labor divulgativa nos ha situado como una referencia en el sector por nuestro expertise. Tenemos una valoración positiva no por género, sino por expertas. 

Fotocasa: Además de los eventos divulgativos, ¿qué otras acciones realizáis?

Carmen Panadero: Tras la consolidación de estos eventos ahora nos estamos centrando en ofrecer valor añadido a nuestras socias a través de actividades de formación y de las WIRES Talks, charlas con expertos en diferentes temas, del sector o no: coaching, financiación, o temas artísticos, por ejemplo. Son actividades de valor añadido pero además se potencia el networking. Hemos iniciado también acciones de mentoring: hemos seleccionado quince profesionales mujeres jóvenes a las que se les ha asignado una mentora directiva a cada una. Está funcionando muy bien, tanto para las jóvenes como para las mentoras, que nos ocupamos de guiarlas. No somos ni su jefa ni su madre, les ofrecemos las guías para desarrollar una carrera sólida en la que poder crecer. Y poder estar junto a consejeras delegadas, CEO, directoras y presidentas de grandes empresas les ofrece un modelo a seguir. 

Además, hemos abierto una línea de RSC en femenino por la que cada año destinamos ayudas a alguna asociación. En este primer año hemos elegido a la Fundación Integra, que trabaja con mujeres en exclusión social o con discapacidad. Lo que queremos es devolverle a la sociedad parte de los que nos ha dado. Estamos iniciando también un área de research, con las expertas que tenemos en varios campos. Por ejemplo, antes de las elecciones realizamos un white paper sobre vivienda, suelo y urbanismo que tuvo repercusión en varios medios de comunicación. 

Fotocasa: En cuatro años habéis pasado de ocho socias fundadoras a estar a punto de llegar a las 300. ¿Cuál ha sido la clave de ese crecimiento?

Carmen Panadero: Hemos ido captando a toda la clase directiva del sector inmobiliario. Al principio había cierto miedo: ante una asociación de mujeres hay quien prefiere no acercarse mucho para que no parezca que las mujeres estamos reivindicando algo. Si la asociación tuviera tintes feministas, a muchas de las que llevamos muchísimos años trabajando y que hemos llegado donde estamos a base de esfuerzo, nos puede dar miedo que por estar en una asociación de mujeres alguien pueda pensar que nos han discriminado positivamente, que nos hayan favorecido. Ese planteamiento no es el nuestro, y por eso la asociación ha crecido tanto. Nos hemos apoyado en el expertise de las socias, con eventos muy serios de temas actuales, y las directivas se han unido.  

Fotocasa: ¿Qué relación tenéis con otras entidades?

Carmen Panadero: Estamos consiguiendo ser también una referencia. Varias universidades y centros académicos nos consultan cuando buscan expertas en algún tema concreto y nosotras les ofrecemos esos perfiles de entre las socias que quieren participar en foros, charlas, etc.  

Fotocasa: WIRES ha recibido recientemente el Premio ASPRIMA-SIMA por mejorar la imagen del sector inmobiliario. ¿Cómo valoráis este reconocimiento?

Carmen Panadero: Ha sido maravilloso. Nos ha hecho muchísima ilusión, porque es un reconocimiento del sector a todo lo que hemos hecho en estos primeros cuatro años de trabajo. Nos alegra especialmente que se haya valorado el esfuerzo por mejorar la imagen del mundo inmobiliario mediante la visibilización de las directivas inmobiliarias, porque apoyamos un sector muy profesional y diverso. Agradecemos mucho el trabajo que han realizado todas las socias, porque la colaboración de todas ha sido la clave de todo lo que hemos hecho.