Madrid, Barcelona, Málaga, Alicante y Valencia se sitúan a la cabeza en el mercado de suelo nacional, según se desprende de la última edición del ‘Mapa del tiempo urbanístico’ realizado por ST Sociedad de Tasación.

Concretamente, la tasadora pone de relieve que el mercado del suelo residencial a nivel nacional sigue marcado por su dispersión, tanto por la influencia de la variación del precio de la vivienda en las operaciones de suelo como por la influencia de la situación urbanística de cada ubicación.

Así, destaca que en las ubicaciones con mayor dinamismo, la escasez de suelo directamente edificable repercute en una oferta de vivienda «escasa», que ante una demanda «creciente» provoca el encarecimiento de los precios y traslada el valor al suelo.

Según ST Sociedad de Tasación, en ese punto se encuentran Madrid, Barcelona, Málaga, Alicante y Valencia. En líneas similares, se encuentra también Baleares, aunque «su actividad está muy centrada en un segmento de mercado orientado al turismo residencial de muy alto poder adquisitivo».

Asimismo, en relación a la situación de las alertas urbanísticas que puedan afectar a la dinámica o el desarrollo del suelo, ST Sociedad de Tasación ha afirmado que la situación presenta «pocas novedades» respecto a la versión anterior del estudio.

Para ST Sociedad de Tasación, este análisis refuerza la conclusión de que la escasez de suelo introduce presión alcista en los precios de la vivienda si la demanda se muestra activa. Además, ha apuntado que los repuntes en el mercado del suelo son consecuencia directa de una mayor demanda de vivienda.