El sector inmobiliario será un buen caladero de empleo para salir de la crisis económica provocada por el coronavirus, según se ha señalado en una nueva edición de ‘SavillsTalks at-home’, un encuentro telemático en el que han participado representantes del mundo promotor.

Así, los participantes han coincidido en que es necesario agilizar la concesión de licencias, «tanto de obra como de primera ocupación». Además, ha instado también a que se aborden con rapidez los trámites administrativos que «están parados o ralentizados en las diferentes administraciones públicas por la situación actual».

Respecto a las perspectivas de recuperación, los ponentes han coincidido en que en 2021 la producción y venta de vivienda podrían alcanzar los mismos niveles que antes de la crisis sanitaria.

De hecho, han puesto de relieve la solvencia actual del sector, que se encuentra «con muy bajo nivel de endeudamiento para superar el momento actual y con la necesidad de compra y alquiler por parte de la demanda».

Así, los principales promotores creen que la clave para la recuperación estará en las condiciones de financiación para el usuario final. «Mientras los tipos de interés continúen bajos, la demanda será sólida en un mercado en el que no hay ‘stock’ de producto nuevo», han añadido.

Las grandes promotoras de España han coincidido en asumir su responsabilidad social en el contexto de esta crisis «para salir más fortalecidos». De hecho, han hecho hincapié en su «fuerte» compromiso con el empleo y han resaltado que no han aplicado expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) a pesar de la situación.