Las visitas virtuales ya tenían mucho tirón, pero en los últimos meses han cobrado un protagonismo trascendental. Una buena visita virtual permite a los clientes conocer mucho mejor los inmuebles, descartar aquellos que no les encajan, con lo que se evita una importante pérdida de tiempo y esfuerzo en visitar presencialmente viviendas que no les interesan. Y, sobre todo, aumentan la calidad y el éxito de los anuncios y la captación de contactos de calidad. 

Fotocasa ha incorporado la posibilidad de incluir visitas virtuales en sus anuncios pero, ¿cómo se puede conseguir una buena visita virtual? ¿Qué cámaras son las más adecuadas? ¿Hace falta algún accesorio más? ¿Cómo hay que tratar las imágenes para lograr los mejores resultados? 

Seguimos los consejos que Joan Roig, fotógrafo de arquitectura con más de 20 años de experiencia, explicó recientemente en uno de los cursos de Fotocasa Pro Academy

Las imágenes 360

Las visitas virtuales se basan en las fotografías en 360 grados. Se trata de imágenes panorámicas esféricas e interactivas. Es decir, permiten que el usuario se mueva por la imagen en todos los sentidos. Las fotos 360º capturan una ubicación desde múltiples ángulos y consiguen que quien las observa tenga la sensación de encontrarse en el centro de la acción. 

Además, existe la posibilidad de enlazar unas estancias con otras, con lo que se consigue un verdadero recorrido virtual por todo el inmueble.

Cámaras de fotografía esférica

Para conseguir estas imágenes esféricas es necesario contar con una cámara adecuada. Y para ello hay básicamente dos opciones: cámaras que realizan directamente este tipo de imagen y cámaras reflex convencionales con rótulas panorámicas especiales y un objetivo angular bastante extremo. 

En el caso de las cámaras reflex, en realidad se realizan varias fotografías hasta cubrir la totalidad de la esfera, y luego deben unirse. Las cámaras específicas, en cambio, realizan todo el proceso en uno: al contar con varios objetivos diferentes, captan toda la escena en un solo disparo. 

Existen diversas opciones en el mercado con un amplio rango de precio. “Yo recomendaría evitar las muy baratas, porque la calidad suele ser muy baja”, indica el fotógrafo Joan Roig. “Un aspecto fundamental a la hora de elegir es que la cámara permita capturar en formato RAW, que es lo que permitirá un punto de calidad y de nitidez extra”. 

Accesorios básicos

Para realizar imágenes 360º de un inmueble es imprescindible contar con un trípode estable que valga tanto para interior como para exterior, donde hay que tener en cuenta que el suelo puede no ser completamente uniforme y puede haber algo de viento. Pueden usarse directamente trípodes sin rótula o con una rótula lo más sencilla posible, porque los mangos o cualquier otro elemento que sobresalga acabará apareciendo en la imagen esférica. 

Lo importante es que la cámara quede fija, y el disparo se realiza desde el teléfono móvil para garantizar esa estabilidad… ¡y para que el fotógrafo no salga en la foto!

Pensar las fotos

Una vez se cuenta con la cámara y el trípode adecuados, es importante planificar la sesión de fotos. Va a verse todo, así que mejor esconder lo que pueda distorsionar la imagen: objetos desordenados, demasiados muebles, fotografías u otros objetos familiares… Es recomendable situar la cámara a una altura de 150 centímetros sobre el suelo, y tener en cuenta la luz de cada estancia para evitar zonas oscuras, contraluces, etc. Es recomendable tomar varias imágenes con diferente exposición para poder editarlas después y que se pueda mostrar, por ejemplo, el exterior y el interior en una sola imagen. 

Mejorar el resultado

Las imágenes esféricas se pueden retocar como cualquier otro tipo de fotografía, para ajustar el tono, la exposición, el contraste, el color y la intensidad, e incluso para poder corregir detalles como la eliminación de la sombra del trípode, por ejemplo. 

Crear el tour virtual

Una vez se han obtenido las imágenes circulares de cada estancia, hay que crear el tour virtual. Es decir, hay que enlazarlas unas con otras para conseguir ‘pasar’ de una habitación a otra, etc. Este proceso se puede realizar desde el propio ordenador o bien en alguna plataforma online con estas capacidades que, además, ofrecen alojar en sus servidores los tours ya realizados. 

Opciones para mostrar la visita virtual

El resultado de la visita virtual puede insertarse en la propia web de la inmobiliaria si cuenta con el plug-in necesario o mediante html. En las que están realizadas con WordPress, por ejemplo, resulta bastante sencillo poder añadir las visitas virtuales a los anuncios inmobiliarios

Otra opción es tener los tours virtuales alojados en alguna de las páginas especializadas para ell0 e insertar el código correspondiente en la web de la agencia o en portales inmobiliarios como habitaclia y Fotocasa, que ofrecen están posibilidad desde la plataforma de publicación de inmuebles, tal y como se explica aquí

Más información en Fotocasa Pro Academy

La master class sobre visitas virtuales está disponible gratuitamente en Fotocasa Pro Academy para usuarios registrados. Aquí encontrarás más información sobre el funcionamiento de esta plataforma de cursos online especializados para los profesionales del sector inmobiliario.