El 81% de los compradores de una vivienda tiene 35 años o más, según el análisis sobre el perfil de los compradores de Aedas Homes realizado por la firma, que añade que estas cifras ponen de manifiesto uno de los retos a los que se enfrenta el sector inmobiliario, recuperar a los jóvenes como la demanda natural del mercado.

El retrato robot del actual comprador de Aedas Homes es el de un cliente de nacionalidad española de entre 35 y 44 años, casado, con uno o dos hijos y que accede a un piso de tres dormitorios como vivienda habitual, por un precio medio superior a los 350.000 euros.

En concreto, el 34% de los clientes de la compañía se mueve en una franja de edad de entre 35 y 44 años, el 24% tiene entre 45 y 55 años, el 14% de 55 a 64 años y un 7% cuenta con 65 años o más. El 19% restante corresponde a los jóvenes menores de 35 años.

El director comercial de Aedas Homes, Javier Reguart, considera que esta situación debe cambiar, y ha indicado que «los promotores tenemos que ser capaces de facilitar una vivienda a los jóvenes, porque el futuro del sector pasa necesariamente por ellos».

Así, Reguart ha asegurado que para reincorporar a los menores de 35 años, las administraciones «tienen en su mano poner más suelo en gestión para abaratar la materia prima y los constructores deben hacer todo lo posible por ajustar los costes de construcción».

Casi la mitad (42,4%) de los compradores de viviendas responde a matrimonios de mediana edad y casi el 13% a parejas de la tercera edad, divorciados y viudos. Las parejas jóvenes y ‘singles’ están detrás del 28,1% y 16,7% de las operaciones, respectivamente.

En cuanto a la finalidad de compra, la gran mayoría (71,6%) adquiere la vivienda como residencia habitual. Las adquisiciones de una segunda residencia suponen el 18,7% y las compras por inversión representan el 9,7%.

Pisos de tres dormitorios y 94 metros cuadrados

Respecto al tipo de vivienda, el piso lidera las listas, con tres de cada cuatro compradores que adquieren pisos en altura. Le siguen las tipologías unifamiliar (10,4%), ático (8,1%) y bajo con jardín (7,1%). En la mitad de los casos, estos inmuebles disponen de tres dormitorios. La superficie útil media de las viviendas asciende a los 94 metros cuadrados y su precio medio asciende a los 351.158 euros.

En cuanto a la procedencia de los compradores, un 83,4% son españoles, sobre todo procedentes de Madrid, Barcelona y Sevilla. El 16,6% restante son extranjero que proceden de más de 40 países, como Reino Unido, Suecia y Bélgica.