Más del 50% de los profesionales inmobiliarios ha comenzado a demandar información sobre las nuevas medidas y efectos del decreto de ley del alquiler, según Arrenta Quarto Pilar, quien avisa de que las nuevas medidas del decreto del alquiler solo impulsarán el sector si los arrendadores saben que existen productos que les dan seguridad jurídica.

La compañía ha puesto en marcha esta iniciativa tras dispararse las peticiones de información sobre la nueva regulación del arrendamiento y los seguros de impago de alquiler.

La mayor parte de las peticiones de información se deben a la preocupación de los arrendadores por la limitación de garantías para el inquilino a solo dos mensualidades, un cambio «muy importante», ya que anteriormente la solicitud de garantías era ilimitada.

Además, el plazo de duración de los contratos de arrendamiento se ha ampliado de tres a cinco años, y a siete si el arrendador es una persona jurídica.

Inseguridad jurídica

La directora general de Arrenta Quarto Pilar, Mercedes Robles, señala que «en el nuevo marco, las garantías se limitan a un máximo de dos meses, además de la fianza, lo que genera una cierta inseguridad jurídica en el propietario y le puede inducir a no alquilar, pues en caso de impago, el desahucio podría tardar hasta diez meses, significa no cobrar ocho».

Asimismo, la compañía considera que para que las nuevas medidas que introduce el decreto del alquiler logren impulsar el mercado, es necesario que los arrendadores sepan que hay herramientas de seguridad jurídica que les protegen y las conozcan adecuadamente, como las pólizas de protección del alquiler.

Campaña personalizada

La campaña de Arrenta Quarto Pilar, dirigida a los profesionales inmobiliarios, está personalizada para detectar el grado de conocimiento de cada profesional. En lo que refiere a los seguros de impago, se presenta como una inversión imprescindible, no como un coste.

El seguro dispone de una cobertura de 6, 12 o 18 meses de alquiler; es decir, que, en caso de impago, el propietario tiene asegurado el cobro de las rentas contratadas. También se incluye el coste de la defensa jurídica y los actos vandálicos.

A este respecto, Arrenta Quarto Pilar insiste en las facilidades que ofrecen para comercializar dichos seguros, poniendo en manos de los profesionales inmobiliarios recursos de marketing novedosos, como las calculadoras, que permiten saber el coste del seguro introduciendo solo la renta de la vivienda o del local, sin necesidad de aportar datos personales.

Otro de los puntos de la nueva regulación que está empezando a preocupar es el que obliga a los juzgados, en caso de desahucio, a comunicar la fecha y hora del lanzamiento (expulsión de los inquilinos que no cumplen) a los servicios sociales.

Este procedimiento también puede hacer que el desahucio se suspenda o aumenten los plazos (un mes si el arrendador es persona física y tres si es persona jurídica), lo que conduce a la necesidad de asegurarse las rentas doce meses con la cobertura adecuada, según la compañía.