Engel & Völkers ha vendido por 5,5 millones de euros la isla privada conocida como ‘Horse Island’. Está ubicada en Roaring Water Bay, en la costa de Cork, al suroeste de Irlanda.La compañía destaca que la isla ofrece privacidad en un entorno único al poder acceder a ella únicamente por helicóptero o barco, contando con siete propiedades en una superficie de 64 hectáreas.

Además de la casa principal de seis habitaciones, hay cuatro residencias adicionales y dos cabañas. Todas ellas con vistas al mar y acceso a la bahía. La isla posee un amarre privado para ferries y varios barcos, así como instalaciones para deportes acuáticos, gimnasio y cancha de tenis.

Horse Island, una propiedad para disfrutar de la naturaleza

Engel & Völkers señala que está detectando una mayor demanda del segmento más ‘premium’ por este tipo de enclaves tras la crisis del coronavirus. «Este tipo de propiedades ofrecen un refugio único para disfrutar de la naturaleza con todo tipo de comodidades y en la máxima privacidad», señala el director de Engel & Völkers Kinsale/Cork, Ron Krueger.

La isla tiene nada más y nada menos que 635.000 metros cuadrados de extensión. Su comprador, cuya identidad no ha sido desvelada en ningún caso, llevó a cabo las pesquisas y negociaciones a distancia. Todo a través de WhatsApp.