El 52% de los inversores del Reino Unido e Irlanda prevé que el periodo de transición del Brexit se prolongue y que la relación del Reino Unido con la Unión Europea continúe en el «limbo» a principios de 2021, según una encuesta llevada a cabo por Schroders.

La mayoría de los encuestados pensaba que el resultado más probable es que el acuerdo comercial con la UE siga siendo objeto de negociación cuando acabe el periodo de transición actual. Esta opción fue la que más votaron los encuestados en Dublín, el 68%.

El segundo escenario más votado, con un 33% de los votos, fue un Brexit ‘duro’, lo que implicaría que el período de transición termine según lo previsto el 31 de diciembre de 2020 y el Reino Unido logre un acuerdo comercial parcial con la UE.

Solo el 10% de los encuestados por la gestora dijo que el Reino Unido seguiría estando en el mercado único de la UE, es decir, la opción de un ‘Brexit suave’. Londres fue el lugar en el que más votaron esta opción, un 17%.

Un 4% de los encuestados consideraron que el Reino Unido consumirá el período de transición sin un acuerdo, es decir, un Brexit «en el borde del precipicio».

No obstante, según los expertos de la firma, la opción del Brexit duro «parece la más acorde con el curso que el Gobierno británico está siguiendo actualmente».

«Los mercados tratarán de descontar el escenario más probable. Si es así, debería implicar una reducción significativa de la incertidumbre y la volatilidad políticas en comparación con los últimos 12 meses», ha detallado Azad Zangana, economista y estratega senior de Schroders.