Las grandes fortunas mundiales cada vez invierten más en el sector inmobiliario, según The Wealth Report 2019, la última edición informe anual elaborado por la consultora inmobiliaria internacional Knight Frank sobre riqueza y propiedades de lujo a nivel global. Según sus datos, correspondientes a los doce meses anteriores al tercer trimestre de 2018, las inversiones privadas alcanzaron el 31% de todas las operaciones inmobiliarias realizadas en el mundo, con un volumen de 289.000 millones de dólares (256.000 millones de euros).

Es decir, además de las grandes empresas, socimis, fondos de inversión y las instituciones, también las familias multimillonarias se están decantando por el ladrillo como forma de perpetuar y aumentar su capital. Un 35% de estas inversiones se realizaron en el sector residencial, con una presencia cada vez más destacada de la compra de edificios multivivienda para dedicar al alquiler. El 29% de las inversiones se centró en oficinas, el 15% en locales de retail y el 11% en inmuebles industriales e instalaciones logísticas, un sector al alza.

Las cifras en España

La inversión de capitales privados en el mercado inmobiliario en España se situó en 15.500 millones de euros, con un claro protagonismo del sector residencial, que supuso un 44% del total. El segundo grupo de interés han sido los locales de retail, con un total 3.700 millones de euros, de los que 1.300 corresponden a ubicaciones High Street. Es la misma cifra que han alcanzado las inversiones en espacios logísticos, el apartado que más ha crecido en los últimos cinco años, un espectacular 97%. Por su parte, la inversión en oficinas fue de 2.400 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 14% desde 2013.

Rentabilidad inmobiliaria

Aunque la rentabilidad de este tipo de inversiones inmobiliarias en España ha registrado un descenso generalizado a lo largo de los últimos cinco años, el sector sigue siendo una de las opciones destacadas para el capital privado. Los porcentajes de rendimiento siguen siendo muy superiores a los de otro tipo de operaciones.

Así, por ejemplo, la rentabilidad de los bonos ha diez años ha bajado hasta el 1,42%, mientras que el retorno de la inversión en logística y oficinas en Madrid y Barcelona y en centros comerciales se mantiene superior al 3,75 %, e incluso alcanza el 5,25% en el sector logístico en la capital catalana.

Diversificar la inversión

Además de estos grandes tipos de propiedades inmobiliarias, los inversores buscan otras opciones en las que hacer crecer su capital. De cara al próximo año, en palabras de Jorge Sena, director del área Comercial de Knight Frank, “los inversores aumentarán su interés en centros educativos, residencias de estudiantes e inmuebles logísticos de “última milla”, además de invertir en oficinas dentro de mercados clave dedicados a la tecnología y la innovación”.

Cada vez más millonarios

El informe The Wealth Report 2019 prevé que la población multimillonaria, en términos mundiales, aumente un 22% en los próximos cinco años. La cifra se refiere a quienes tienen un poder adquisitivo ‘extremadamente alto’, calculado en un patrimonio de más de 30 millones de dólares, y que actualmente se sitúa en casi 200.000 personas. Por lo que se refiere a los millonarios (quienes tienen más deun millón de dólares), en el último año aumentaron un 3% y están a punto de alcanzar la cifra de 20 millones de personas en todo el mundo.

Las fortunas milmillonarias, las de más de mil millones de dólares, fueron 2.229 a finales de 2018, un 8% más que el año anterior. Y, con todo, el nivel de crecimiento fue menor que en 2017, que se consideró un año récord.